La madre de Sandra Palo dice que el arresto de 'Rafita' "demuestra que no estaba reinsertado ni lo estará nunca"

Actualizado 20/06/2009 17:02:25 CET

GETAFE (MADRID), 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Maria del Mar Bermúdez, madre de la joven getafense Sandra Palo, aseguró hoy que la detención en Málaga del 'Rafita', que en su día fue condenado por el asesinato de su hija, al que se acusa de estar presuntamente implicado en un robo en Málaga, "demuestra aún más que ni estaba reinsertado cuando salió (de la cárcel) ni se reinsertará nunca".

La madre de Sandra Palo explicó que "cualquier víctima sabe que el que es un asesino y un delincuente lo será d por vida", cuestión que aseguró venir repitiendo "desde hace ya mucho tiempo". "Ya la segunda investigación demostró la chulería que tiene y (puso de manifiesto) que debe estar orgulloso de lo que hizo", añadió.

Bermúdez, que indicó que "a cada uno se le va a ir poniendo en su sitio" con el paso del tiempo, aseguró que el juez ha desestimado el último de los permisos que solicitó el 'Rafita' para el bautizo de un sobrino. "El magistrado ha dicho que él no puede venir aquí", añadió la madre de la joven fallecida.

El 'Rafita' es uno de los cuatro condenados por el asesinato de Sandra Palo, la joven getafense de 22 años a la que violaron, atropellaron y prendieron fuego en 2003. Su arresto se produjo la semana pasada en el marco de una investigación de la Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Málaga a raíz de una denuncia de robo en un piso, en el que sustrajeron, entre otros efectos, un ordenador portátil, según publica hoy el diario 'Sur'.

Los investigadores sospecharon que el autor del robo estaba en el entorno de la denunciante, porque la vivienda no fue forzada ni el interior estaba revuelto, según el rotativo, que señala que durante las vigilancias los agentes detectaron a R.F.G. y rápidamente lo identificaron como uno de los cuatro jóvenes implicados en el crimen de Sandra Palo.

Este asesinato ocurrió el 17 de mayo de 2003 en Leganés. Días después, la Policía detuvo por el crimen a tres adolescentes y un adulto. 'Rafita', que tiene 21 años, fue condenado a cuatro años de internamiento en un centro de menores --entonces tenía 14 años-- y tres de libertad vigilada, que de los cuales cumple el segundo aniversario la semana que viene.