Malcolm Ranjith, cingalés poliglota y protector de los más pobres

Actualizado 01/03/2013 19:34:48 CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El cardenal cingalés Albert Malcolm Ranjith, de 65 años de edad, se ha caracterizado por una lucha constante en favor de las personas más pobres. "El amor por la liturgia y por los pobres han sido la brújula de mi vida como sacerdote", define este hombre preguntado por su vocación sacerdotal.

Nacido el 15 de noviembre 1947 en Polgahawela (Sri Lanka), es el segundo cardenal de la Iglesia Católica de Sri Lanka. Actualmente, es Arzobispo de Colombo y primado de Sri Lanka. Ha sido secretario adjunto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos (2001-2004); Nuncio Apostólico en Indonesia y Timor Oriental entre 2004 y 2005; así como secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, desde 2005 a 2009.

El portavoz de la Archidiócesis de Sri Lanka, el reverendo José Fernando, en declaraciones al rotativo 'Ceylon Today' ha subrayado que Ranjith tiene "todas las papeletas" para ser el nuevo Pontífice. Habla fluídamente en diez idiomas: italiano, alemán, francés, hebreo, griego, latín, español, inglés, cingalés y tamil.

No sólo su compatriota, la revista Forbes, también lo sitúa entre los 'favoritos' para suceder a Benedicto XVI al frente del Vaticano. Es conocido por ser uno de los cardenales que más actualizada tiene su página personal de Facebook, denominada 'The Faith of Asia' o 'La esperanza de Asia'.

Se trata de un cardenal que ha dedicado toda su vida a los más pobres, y eso le ha llevado, por ejemplo, a obtener en 2007 la medalla del Colegio Thomas Aquinas de California, en Estados Unidos, en el campo de la educación religiosa; o en 2008 el séptimo premio 'Giuseppe Sciacca', concedido por el presidente de la República italiana por sus logros en el campo cultural.

MONAGUILLO EN LA INFANCIA

Es el primogénito y único hijo de Don Guillermo y Winifreeda María. Tiene tres hermanas. Creció en una familia de tradición católica y durante toda su infancia ejerció de monaguillo. Con 18 años entró al Seminario, donde permaneció hasta 1970 y, más tarde, fue enviado por el cardenal Thomas Cooray, arzobispo de Colombo, para continuar sus estudios en Roma, donde se graduó en la Pontificia Universidad Urbaniana, con un Bachillerato en Teología.

Después de su ordenación como sacerdote en 1975 por el Papa Pablo VI, hizo estudios de postgrado en el Instituto Pontificio Bíblico de Roma, obteniendo la licenciatura en Sagrada Escritura en 1978. Allí escribió su tesis sobre la Epístola a los Hebreos.

Posteriormente, estudió en el Instituto Bíblico Pontificio, de donde , cuatro años más tarde, obtuvo la licenciatura en Sagrada Escritura. Durante este tiempo también siguió un curso de ocho meses en la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde tuvo como profesores de algunos rabinos.

Cuando regresó a casa fue vicario en una parroquia de una zona subdesarrollada de un pueblo de pescadores. En 1983 fue nombrado director nacional de la Misión Pontificia, cargo que ocupó durante diez años, incluso después de que le nombraran obispo.

El 17 de junio de 1991, de hecho, fue elegido obispo titular de Cabarsussi y auxiliar de Colón. En el último período en este cargo, coordinó la preparación de la visita de Juan Pablo II a Sri Lanka, que se celebró en 1995.

Meses después de la visita del Papa Juan Pablo II, el 2 de noviembre de 1995 fue trasladado al nuevo sitio residencial Ratnapura, que se encuentra en el país y poblada en su mayoría por agricultores de las plantaciones de té. Los católicos representan sólo el dos por ciento de la población en su mayoría budista. El mismo año también fue nombrado secretario general de la Conferencia Episcopal de Sri Lanka y presidente de la Comisión Episcopal de Justicia y Paz.

Se puso entonces al servicio de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, cuando el 1 de octubre de 2001 fue nombrado secretario adjunto, a cargo del presidente de las Obras Misionales Pontificias. De hecho, Juan Pablo II lo elevó a la dignidad de Arzobispo.

Es más, fue el 29 de abril 2004 cuando el Papa Juan Pablo II lo nombró Nuncio Apostólico en Indonesia y Timor Oriental, así como arzobispo de Umbriatico.

VIVIÓ LA EXPERIENCIA DEL TSUNAMI

Fue durante su estancia en Yakarta cuando se produjo el terrible tsunami que asoló el sudeste asiático. Al escuchar la noticia de la tragedia, acudió a la isla de Banda Aceh y Nias para llevar solidaridad a las poblaciones afectadas.

Un año y medio después, el 10 de diciembre de 2005, Benedicto XVI lo 'llamó a Roma' como secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

El 16 de junio de 2009, se trasladó a Colón, donde el próximo 05 de agosto ha entrado en la Catedral de Santa Lucía, como el arzobispo de sesiones de la capital. Es también presidente de la Conferencia Episcopal de Sri Lanka desde abril de 2010 y Benedicto XVI le concedió la birreta roja en el Consistorio del 20 de noviembre de 2010, con el título de 'San Lorenzo in Lucina'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies