Más de 20.000 personas marcharán este sábado #7N contra las violencias machistas

7N MARCHA ESTATAL
MARCHA ESTATAL VIOLENCIAS MACHISTAS
Actualizado 06/11/2015 18:51:49 CET

   PP, PSOE, IU, Podemos, Ciudadanos y Equo participan en la manifestación, que saldrá a las 12:00 horas del Paseo del Prado

   MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

   PP, PSOE, Ciudadanos, IU, Podemos y Equo se han adherido a la Marcha Estatal contra las Violencias Machistas que tendrá lugar este sábado, la primera gran manifestación convocada con esta temática por el Movimiento Feminista y para la que se espera que se desplacen a Madrid más de 20.000 personas desde distintos puntos de todo el territorio nacional.

   Conforme los datos de la convocatoria presentados por cinco representantes del Movimiento Feminista de Madrid y la comisión creada para organizar la marcha --Elena Lebrato, Noelia Landete, Lina Larrea, María Bilbao y Loreto de la Carrera--, se ha registrado ya la participación de 380 organizaciones feministas territoriales y 70 nacionales y se han adherido los partidos mencionados, las formaciones de confluencia, las mareas, los principales sindicatos y diversas entidades en defensa de los Derechos Humanos, así como diversas asociaciones, como la de Hombres por la Igualdad de Género (AHIGE).

   Asimismo, se han promovido o posibilitado la aprobación de mociones y declaraciones institucionales en su favor en algunos de los 103 ayuntamientos cuyos plenos se han comprometido a visibilizar la marcha colgando pancartas e iluminando edificios emblemáticos y a adoptar medidas contra la violencia contra las mujeres.

   Entre estos consistorios que respaldan la movilización figuran los de Bilbao, Barcelona, Córdoba, Valencia o Madrid, lugar éste donde la moción contó con el respaldo de Ciudadanos junto a Ahora Madrid y el PSOE, y la oposición del PP, que se negó a votarla porque el manifiesto que la sustenta se refiere a recortes en políticas de igualdad y contra la violencia de género que a su juicio, no se han producido.

   Las convocantes vienen denunciando el "suspenso" del Gobierno 'popular' en esta materia, pues afirman que "ha modificado diferentes leyes, como la incorporación de los menores de edad como víctimas de violencia machista, pero se ha reducido un 26 por ciento el presupuesto de la Delegación del Gobierno contra la violencia de género y el Convenio de Estambul se aprobó el año pasado sin que se hayan producido reformas".

   En cuanto a Ciudadanos, los convocantes muestran reservas. "No creo que Ciudadanos tenga una postura sobre los derechos de las mujeres muy sólida", ha señalado Noelia Landete, para recordar que su líder, Albert Rivera, considera que la Ley Integral contra la Violencia de Género "discrimina a los hombres". El partido no se ha puesto en contacto con las convocantes para adherirse a la movilización y ellas, como en el caso de UPyD, entienden "su silencio" como "que no colaboran".

   Hasta la fecha, se ha confirmado el desplazamiento de 20.000 personas en 268 autobuses y algo más de 600 se han acogido al descuento del 30% que RENFE ofrece a las personas que quieran trasladarse en tren a Madrid para la manifestación. Las convocantes suman a los posibles asistentes de la Comunidad de Madrid y a los que van a viajar en avión desde territorio insular y peninsular para vaticinar un éxito. "Vamos a llenar Madrid y Madrid va a vibrar", asegura Elena Lebrato.

CUESTIÓN DE ESTADO

   Con todo, reconocen que les "está costando más" movilizar a la gente en contra de la violencia que por causas como la reforma de la ley del aborto, cuando miles de personas participaron en la marcha conocida como 'Tren de la libertad' impulsada también por organizaciones feministas. "Por eso exigimos que las violencias machistas sean una cuestión de Estado (...) Hasta que no ocurre en un entorno cercano, la gente no se moviliza. Piensan que es algo que nunca les va a tocar", ha añadido Lebrato.

   Esta es la principal reivindicación de la marcha, que la lucha contra violencia contra las mujeres involucre a todos los estamentos de la sociedad y a todos los ciudadanos, pero no es la única. El manifiesto, que se leerá en cinco idiomas a las puertas del Ministerio de Sanidad cuando a las 12 horas se inicie allí la manifestación, exige la adopción de medidas como una reforma de la Ley Integral que de cabida a otras formas de violencia machista fuera de la relación de pareja, como las agresiones y abusos sexuales o la mutilación genital.

   La propuesta, que es mandato del Convenio de Estambul ratificado por España, será verbalizada frente al departamento que dirige Alfonso Alonso por Ángeles González Carreño, la mujer cuya hija fue asesinada por su exmarido maltratador durante un régimen de visitas impuesto por un juez y cuyo caso ha motivado que el Comité para los Derechos de la Mujer de Naciones Unidas condene a España en un pronunciamiento que el Estado, sin embargo, no ha acatado.

   No será la única "superviviente" que estará en la cabecera de la manifestación, cuya pancarta deja claro que se trata de una iniciativa promovida por el Movimiento Feminista y que sostendrán mujeres que han sufrido violencia de género junto a destacadas representantes de las principales organizaciones de mujeres de todo el país.

LA CIBELES Y LA ALHAMBRA, DE MORADO

   "Desde el año 1995, 1.392 mujeres han sido asesinadas por el terrorismo machista. En lo que llevamos de año, se han contabilizado 84 feminicidios y otros asesinatos de mujeres cometidos por hombres. Sólo en el verano de 2015 han sido asesinadas 37 mujeres y ocjo menores a manos de sus parejas, padres o parejas de sus madres. Mujeres y menores sufren violencia patriarcal en múltiples formas y esto sólo es la punta del iceberg", denuncia el manifiesto.

   La marcha se dirigirá sesde el Ministerio de Sanidad, en el Paseo del Prado, por las calles de Alcalá y Gran Vía hasta culminar en la Plaza de España, donde de nuevo, se leerá el documento. Durante el trayecto se realizarán otras acciones, como la que desplegará la Asociación Generando Arte en la estatua de Cibeles, colocando flores y lazos negros y morados que lleven los asistentes a la marcha. Una "comisión de respeto" velará por el buen transcurso.

   Aunque la convocatoria es el sábado, empezará a visibilizarse ya el viernes, cuando distintos ayuntamientos colgarán la pancarta contra las violencias machistas en sus fachadas e iluminarán de morado construcciones emblemáticas, como la Cibeles, en Madrid; la Alhambra de Granada o la coruñesa Torre de Hércules, que se vestirán con el color de la lucha feminista. Las asociaciones contribuirán alumbrando otros puntos de las ciudades, como la estatua de Clara Campoamor en Madrid.

   Este es parte del compromiso que adquirieron los ayuntamientos al suscribir las mociones y declaraciones institucionales propuestas por el Movimiento Feminista para el 7N, pero también figuran otros como propiciar una atención de calidad y estable a las víctimas o promover la igualdad con políticas multidisciplinares.

   "El movimiento feminista considera que las violencias que vivimos en distintos ámbitos suceden en una sociedad que tolera la desigualdad y resta crecibilidad y autoridad a las mujeres. El machismo alimenta nuestra desvalorización, la cosificación de nuestros cuerpos y la falta de respeto a nuestras decisiones", dice el manifiesto.

   Por eso, las organizadoras inciden en que el 7N "es sólo el principio de un camino que se va a recorrer" y que tiene vocación de permanencia. Afirman que en época electoral los partidos "necesitan muchas fotos" y no quieren que la del Movimiento Feminista sea una de ellas. "El día 9 empezaremos a llamar a los ayuntamientos para que cumplan sus compromisos. Pondremos en evidencia a quienes no lo hagan", ha asegurado Labredo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies