Matthew Kaminski, de POLITICO, apuesta por modelos de pago en la prensa: "Estábamos regalando cosas muy caras"

Matthew Kaminski, editor jefe de POLITICO
CONVERSACIONES CON
Publicado 11/05/2017 12:58:58CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El editor jefe de la edición europea del periódico 'POLITICO', Matthew Kaminski, ha defendido que el periodismo escrito "no ha muerto" pero ha advertido de que para que no desaparezca no hay que olvidar que un periódico es "un negocio" y ha apostado por basarse no solo en la publicidad sino en las suscripciones de los lectores.

"No te puedes fiar de la publicidad para que pague el periódico, el consumidor tiene que pagar, estábamos regalando cosas que costaban mucho, la gente se acostumbró a no pagar", ha subrayado Kaminski este jueves 11 de mayo en el Centro Internacional de Prensa durante la Jornada '¿Qué te pasa, Europa? Nuevas coordenadas en la información política', organizada por 'Conversaciones con', un movimiento impulsado por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra que tiene como objetivo reflexionar y celebrar la misión del periodismo en la sociedad democrática.

Así, ha puesto el ejemplo de periódicos como el New York Times que ha implantado un muro de pago, por el que los lectores solo pueden leer un número de noticias de forma gratuita y que, según ha dicho, les ha "salvado". En el caso de la edición europea de POLITICO, según ha precisado, es diferente porque no tienen un modelo de suscripción para todas las noticias sino solo para su servicio 'Pro', dirigido a organizaciones, políticos o grandes multinacionales.

La suscripción asciende a 8.000 euros anuales pero Kaminski asegura que es un producto "muy valioso" y por lo tanto, no lo regalan. En cualquier caso, reconoce que no ganan dinero y que los ingresos les permiten pagar los sueldos de los periodistas, aunque confían en llegar a ser rentables porque no son una ONG.

Además, ha propuesto no obsesionarse con "el tráfico", es decir, el número de usuarios que visitan el diario y ha propuesto dejar de pensar en el periódico como antes, cuando gozaba de un "monopolio fantástico", como un "carruaje de caballos" que en su momento fue muy útil pero ahora es algo del pasado.

En la actualidad, a su juicio, hay que adaptarse a convivir con los nuevos canales que los ciudadanos utilizan para buscar información y ha puesto el ejemplo de Google y Facebook, que son "enormes". "Hay un peligro porque nos han arrebatado la merienda de la publicidad", ha reconocido.

Si bien, considera que un periódico en la actualidad puede funcionar en términos editoriales si funciona "como negocio". Por ello, ha instado a pensar bien en el público al que se dirige el diario, llegar a él a primera hora de la mañana (a través de boletines) y ofrecerle un producto diferenciado, con información precisa y exacta.

"Pensamos que ha muerto el periodismo escrito, pero no ha muerto, no ha desaparecido", ha asegurado, en referencia a la revolución del mundo digital que ha provocado un descenso en el número de periodistas que escriben para el papel. Precisamente, ha defendido la necesidad de que existan en los diferentes países "grandes periódicos nacionales" porque, según ha afirmado, "los periodistas ayudan a tener una clase política más honrada".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies