Medio Ambiente presenta el borrador de modificación de la Ley de Envases y Residuos

Actualizado 14/07/2006 19:17:00 CET

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director general de Calidad y Evaluación Ambiental, Jaime Alejandre, presentó hoy el borrador de modificación de la Ley de Envases y Residuos de Envases de 1997, para complementar aspectos relativos a la gestión, financiación, información y control de los mismos, con la finalidad de minimizar el impacto ambiental de los envases. En concreto, se espera que este proyecto --que incluye multas de hasta 600.000 euros-- se apruebe por parte del Consejo de Ministros a finales de este año o principios de 2007.

Según Alejandre, el Gobierno se había dado cuenta del problema del aumento de generación de residuos en España, sobre todo de residuos sólidos urbanos (un 30% procede de envases), sin control, por lo que "busca garantizar que se cumplan los objetivos ecológicos". En concreto, cada español genera medio kilogramo de envases por día.

"Más desarrollo económico no tiene que significar más generación de residuos, y esta modificación de la normativa no perjudica en absoluto la competitividad de la economía", dijo.

Tras un año y medio de "intenso" trabajo por parte de dos grupos de expertos y de debates con "todos los sectores" implicados se ha acordado dicha propuesta, que ha contado también con un "consenso generalizado" por parte de las comunidades autónomas y otros Departamentos Ministeriales. "No se trata de una nueva regulación sobre un sector o actividad, sino de aprovechar la experiencia adquirida en la aplicación de la Ley anterior, completarla y atender ciertas demandas", sostuvo.

A partir de ahora --explicó-- con este proyecto de Ley se cubriría el coste específico total de la gestión de los envases y residuos de envases, cuando hasta la fecha se estaba financiando sólo el "extracoste" (más allá de la recogida en masa del envase) a través de los Sistemas Integrados de Gestión (SIG). Así, "el productor se hará cargo de todo lo que pone en el mercado", por lo que se cubrirá el coste total de gestión de los envases, según el principio de responsabilidad, bajo criterios y armonizaciones para garantizar que "no haya abusos" por parte de nadie "sea homogéneo", indicó.

La Ley anterior incluía el sistema de devolución depósito-retorno que "no se ha aplicado", por lo que esta modificación establece que se puede aplicar reglamentariamente con carácter obligatorio, determinando tres ámbitos donde puede tener lugar: en residuos de envases peligrosos, en los que se demuestre que por las características específicas del envase es mejor hacerlo con devolución depósito-retorno en vez de con un SIG, y en los que no se cumplan los objetivos ecológicos marcados.

Asimismo, marca objetivos de prevención a través del Programa Nacional de Residuos de Envases y para garantizar que "no sea un brindis al sol", se incluye un artículo que permite establecer reglamentariamente un Real Decreto que obligue a esos objetivos de prevención, según Alejandre.

OBJETIVOS ECOLÓGICOS

Respecto a los objetivos ecológicos, recordó que "desde la entrada en vigor de la Ley se reciclará entre un mínimo del 25 y un máximo del 45 por ciento en peso de la totalidad de los materiales de envasado contenidos en los residuos de envases.

En concreto, antes del 31 de diciembre de 2008 se pretende lograr el reciclado del 60% en peso del vidrio y del papel y cartón, el 50% en peso de los metales, el 22,5% de los plásticos, y el 15% en madera. "En general vamos bien en estos ámbitos, aunque tenemos algún problema en vidrio, ya que en la actualidad ronda el 40%", precisó, por lo que se ha hecho alguna especificidad en canales específicos como en el ámbito de la hostelería y restauración, permitiendo incrementar el cumplimiento de objetivos.

En materia de reciclado y valorización se detallan posibles medidas de promoción, incluyendo las económicas, en favor del ecodiseño, el uso y consumo de productos y materiales procedentes del reciclado de los residuos de envases, y compras verdes.

Por otra parte, se elimina la excepción respecto a los envases comerciales e industriales, sometiéndoles también al mismo procedimiento de gestión correcta de envases. En concreto, se hace una distinción entre pequeños comercios, cuyos envases iban al sistema local (cubo de basura), por lo que debe haber un aportación económica al sistema de las entidades locales; mientras que en grandes superficies y centros industriales, a través de procedimientos propios (sistemas integrados) puede hacerse la gestión correcta de estos envases.

SANCIONES DE HASTA 600.000 EUROS

Respecto al tema de las sanciones, este proyecto no varía prácticamente en infracciones, aunque se incluye algunas cuestiones nuevas como las relativas a los planes individuales, mientras que las cuantías de las multas van desde los 6.000 euros (infracciones leves) hasta los 600.000 euros (muy graves). La puesta en el mercado nacional de productos envasados sin estar acogidos al sistema de depósito, devolución y retorno, ni a algunos de los SIG, así como que contengan una concentración de metales pesados superior a lo establecido, se consideran infracciones muy graves.

"El consumidor español está suficientemente maduro y por eso se ha hecho la revisión de la normativa en este momento, de manera que no va a ser algo gravoso para los ciudadanos", según Alejandre, quien insistió en que "lo que se hace es ordenar la situación entre comunidades autónomas, entidades locales y sistemas integrados de gestión, así como obligar a los envasadores".

Finalmente, se crea la Comisión Nacional de Envases (CONAE), con más personas y más instituciones representadas (ONG, organizaciones sindicales, entre otras), con funciones "más importantes" que las que tenía la Comisión Mixta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies