Michelle Bachelet felicita a España por su condición de "pionero" en leyes de igualdad de género

Actualizado 30/05/2011 20:31:40 CET

La directora de ONU Mujeres considera una "política inteligente" la inclusión femenina en gobierno y economía

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La directora de ONU Mujeres, la ex presidenta de Chile Michelle Bachelet, ha defendido este lunes en Madrid la inclusión de las mujeres en el gobierno y la economía de un país, ya que es una "política inteligente", y ha felicitado a España porque "ha sido un país pionero" al aprobar leyes de igualdad y libertad de género.

ONU Mujeres nació en 2010, según Bachelet, con la intención de lograr un "salto cualitativo" en los derechos de la población femenina, ya que "al menos" representa a la mitad de la ciudadanía mundial. La organización se ha marcado entre sus prioridades dotar de poder a las mujeres, apoyar su participación, erradicar la violencia de género --sumando a los hombres--, o que la igualdad forme parte de la "planificación nacional", entre otras cuestiones.

En el marco del Foro Nueva Economía, Bachelet ha pronunciado un discurso en el que ha asegurado que "no fue fácil ser la primera mujer presidenta" de Chile, pero que llegó un momento en que "dejó de ser un tema" su género y analistas y políticos comenzaron a discutir su programa de gobierno.

La ex presidenta chilena ha subrayado que incluir a las mujeres es una "política inteligente" porque implica "mejorar democráticamente" y desde el punto de vista económico también es "un avance". "Es una cuestión de justicia, pero también una política inteligente", ha explicado. "Motivos para trabajar por la igualdad de género sobran, faltan manos y voluntad", ha agregado.

En este sentido, Bachelet ha reivindicado que la defensa de los derechos de la mujer no sea un tema "sectorial" sino "integral", "independiente de ideologías". Así se ha logrado en España, ha dicho, aplaudiendo el "coraje y decisión" del Gobierno, Parlamento y ciudadanía españoles.

"España ha sido un país pionero en leyes de igualdad y libertad de género", ha aseverado, antes de apostillar, ya en el turno de preguntas, que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no sólo promueve sino que también "cree" en este tipo de fórmulas.

Asimismo, ha hecho hincapié en que la presencia de mujeres en política no es sólo "un tema de poner", ya que aunque la cantidad es importante también lo son los puestos que ocupan. Por ello, ha instado a los líderes a "atreverse" a encargarles responsabilidades atribuidas tradicionalmente a hombres. Bachelet ha puesto el ejemplo de que en España ministerios clave como los de Asuntos Exteriores o Economía cuentan con una mujer al frente.

Sin embargo, "seguro que hay cosas por resolver", ha declarado la responsable de ONU Mujeres, para quien queda por avanzar "mucho más" dentro de las estructuras de un partido político. En este campo quedar todavía "dar un salto", tras lo que Bachelet ha recordado las palabras de un político hombre favorable, con matices, a la inclusión femenina: "Cuando entra una mujer, uno de nosotros tiene que salir".

El acto ha contado con presencia de destacadas dirigentes españolas, como la secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y la titular de Sanidad, Politica Social e Igualdad, Leire Pajín.

La ministra de Sanidad ha abierto el acto con un discurso de agradecimiento al papel jugado por Bachelet, tanto en América Latina como en el resto del mundo, y ha sentenciado que el momento de la mujer "es ahora". "El nacimiento de esta entidad y su liderazgo, hace que muchas mujeres sueñen hoy con un futuro mejor", ha dicho, aunque al mismo tiempo ha apuntado que quedan "camino" y "desafíos" por delante.

SITUACIÓN MUNDIAL

Bachelet ha afirmado que el organismo que lidera quiere que las mujeres sean "ciudadanas de primera categoría" en todo el mundo, lo que pasa, en su opinión, por reducir índices como los de violencia de género y prácticas abusivas. La ex presidenta chilena ha mencionado como ejemplo la labor de ONU Mujeres en Etiopía, donde ha entablado contactos con líderes religiosos para instarles a que promuevan el fin de la ablación y que la cambien por otra práctica que "respete" a la mujer.

"Las leyes son necesarias, pero no son suficientes", como ha admitido, haciendo hincapié en que cualquier cambio debe llevar parejas modificaciones sociales. En el caso de la 'primavera árabe', ha añadido, "las mujeres han salido a la calle, han sido parte de ese proceso".

Aunque Bachelet no ha citado dentro del programa de ONU Mujeres aspectos como educación y sanidad , dado que existen otros órganos de Naciones Unidas responsables de estos puntos, sí ha querido subrayar que la clave que marca "el futuro de una niña" es la escolarización.

La ex presidenta no tiene "claro" el plazo en que podría lograrse la educación universal para las niñas, pero al mismo tiempo ha reconocido que en el año 2015, fecha de cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, habrá países que no alcancen este requisito.

Otro punto que, según Bachelet, debe atajar la comunidad internacional es el tráfico de mujeres que terminan en redes de explotación sexual. No ha querido entrar a discutir la legalidad o conveniencia de la prostitución al entender que forma parte de los debates internos de cada país, al igual que tampoco ha querido valorar aspectos de política interna de Chile por no considerarlo el foro adecuado.