Muere el segundo de los cachorros de lince ibérico nacidos en el Zoobotánico de Jerez (Cádiz)

Cachorros De Lince Nacidos En El Zoobotánico De Jerez
EUROPA PRESS/ARCHIVO/ZOOBOTÁNICO DE JEREZ
Actualizado 28/04/2011 20:06:49 CET

JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El segundo cachorro de lince ibérico, nacido el 22 de abril en el Zoobotánico de Jerez de la Frontera (Cádiz), ha muerto esta madrugada después de que, el mismo día que muriera su hermano, comenzara a mostrar signos de enfermedad, siendo puesto enseguida en tratamiento.

Según ha indicado el Ayuntamiento jerezano en un comunicado, esta segunda cría estaba aquejada de una fuerte neumonía que le impedía respirar correctamente y que le ha ido debilitando hasta morir, a pesar del intenso tratamiento y seguimiento veterinario que se le ha realizado. Durante estos tres días, el cachorro ha ido evolucionando con altibajos, alternando entre momentos de debilidad y de mejoría.

Desde el momento que fue abandonado por su madre 'Artemisa', al igual que su hermano, los cuidadores del Zoo le han estado alimentando con leche artificial dada en biberones, según estable el protocolo en el manejo de cachorros de lince.

El personal del Zoobotánico está a la espera de recibir más datos sobre la causa de la muerte, ya que el cuerpo ha sido enviado al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Junta de Andalucía para que se le practique la necropsia.

Hay que recordar que 'Artemisa', una hembra de lince ibérico de siete años mantenida en el Zoobotánico de Jerez, dio a luz a los dos cachorros el 22 de abril, Día Internacional de la Tierra, tras 63 días de gestación.

Esta era la segunda camada de lince ibérico nacida en el Zoobotánico de Jerez, donde además se han criado varios cachorros procedentes de Doñana y Sierra Morena, las dos únicas poblaciones silvestres del felino más amenazado del mundo. El lince ibérico se ha reproducido en cautividad hasta la fecha exclusivamente en centros que forman parte del Programa de Conservación Ex situ de la especie: El Acebuche en Doñana, La Olivilla en Santa Elena (Jaén), Silves en el Algarve portugués y el Zoobotánico de Jerez.