La muerte de mujeres que han denunciado violencia machista "son un fracaso absoluto", según el Observatorio del CGPJ

Angeles Carmona
PRENSA CGPJ
Publicado 06/11/2015 13:10:57CET

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La muerte de mujeres a manos de sus parejas o exparejas pese a haber denunciado violencia machista son "intolerables" y un "fracaso total y absoluto" del sistema, según afirma la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Ángeles Carmona.

La institución que dirige publicó este jueves un informe que indica que 11 de las 54 mujeres asesinadas en 2013 habían denunciado previamente a su agresor y que en la mayoría de los atestados policiales que se levantaron (64%) no se les hizo una evaluación del riesgo que afrontaban y en los cuatro casos en que sí se estudió, no se determinó que la peligrosidad fuera alta o extrema.

"Todos los asesinatos de mujeres son fallos del sistema, pero los casos de aquellas que han denunciado son intolerables. Es muy difícil que den el paso de denunciar --lo hicieron 11 de 54-- y es un fracaso total y absoluto que, después a hacerlo, las hayan matado", ha reconocido Carmona en declaraciones a Europa Press.

La presidenta del Observatorio sostiene que es "fundamental" mejorar el sistema de alerta y percepción de la violencia machista. Según explica, aunque en ocasiones se denuncien hechos de carácter "leve", en violencia de género lo habitual es que vaya incrementándose la gravedad de los mismos y pueda acabar en asesinato.

En este sentido, recuerda que el Observatorio ha intervenido en afinar y mejorar el formulario de evaluación del riesgo policial, que se está implementado de forma experimental en varios juzgados especializados de violencia de género, y que está dando "buenos resultados".

Carmona propone que las valoraciones policiales se acompañen de las valoraciones forenses, que "por sí mismos son muy completas", para que el juez tenga "más herramientas" para valorar la situación de riesgo de las víctimas, pues en la actualidad no se hace en todos los casos.

El informe apunta que en 2013 se produjeron cambios respecto a años anteriores: las víctimas mortales son cada vez más jóvenes. Destaca que la edad media de las asesinadas se quedó en 40,9 años, cuando en 2012 fue de 45,5 y en 2011, de 42. Casi un 65 por ciento de estas mujeres tenía entre 26 y 45 años de edad.

La presidenta del Observatorio ve "preocupante" la bajada de la edad media de estas víctimas e insiste en la prevención y sensibilización desde edades tempranas y asegura que, para ello, es "fundamental la educación".

Según ha recordado, los jóvenes españoles condenan la violencia machista, sobre todo cuando se trata de asesinatos y casos graves, pero no la vinculan a actitudes de control sobre sus parejas, a través de las redes sociales, al aislamiento de familia y amigos ni a los celos.

En cuanto al dato del informe de que la mayoría de las muertes de mujeres han tenido lugar en localidades de menos de cien mil habitantes, Carmona recuerda que la ruralidad es un "factor de vulnerabilidad" de las víctimas de violencia de género frente a las que viven en grandes ciudades, donde hay "más conciencia" del problema.

Para hacer frente a este asunto, plantea una mayor incidencia de las campañas de sensibilización en las poblaciones más pequeñas y en el ámbito rural para que cale el mensaje porque se trata de un entorno social "más cerrado" a las señales de maltrato.

MARCHAS DEL 7 DE NOVIEMBRE

También ha indicado que la futura reforma de la Ley que organiza el poder judicial permitirá avanzar en la lucha contra la violencia machista en ámbito rural, ya que modifica la competencia territorial de los juzgados especializados para estos puedan asistir a las víctimas que viven en localidades pequeñas y "evitar así que haya víctimas de primera y de segunda".

En cuanto a la marchas de este sábado 7 de noviembre contra la violencia de género, Carmona señala que este tipo de acciones "ayudan a difundir en la sociedad el rechazo a este tipo de violencia y sirven para hacer llegar a las víctimas la unidad de las instituciones y los ciudadanos" frente a este problema, que, en lo que va de año, se ha cobrado la vida de 41 mujeres.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies