Las negociaciones entre China y el Vaticano sobre los obispos progresan rápido, según la Iglesia oficial china

Publicado 09/03/2018 13:00:23CET

BEIJING, 9 Mar. (Reuters/EP) -

Las negociaciones entre China y el Vaticano sobre el nombramiento de obispos están experimentando un rápido progreso hacia un acuerdo, según ha asegurado un representante de la Iglesia oficial china no reconocida por la Santa Sede, este viernes 9 de marzo.

"Las negociaciones están progresando a pleno rendimiento", ha asegurado el vicepresidente del Consejo de Obispos de China, Fang Jianping, al ser preguntado por las perspectivas de la normalización de las relaciones.

Los 12 millones de católicos chinos están divididos entre comunidades clandestinas que a menudo reconocen al Papa y aquellas registradas en la Asociación Patriótica Católica controlada por el Estado, en la que los obispos son nombrados por el Gobierno en colaboración con las comunidades eclesiales locales.

Un acuerdo entre China y el Vaticano permitiría a la Iglesia velar por los católicos de China y concentrarse en expandir la presencia católica en el país.

El pasado mes de diciembre, una delegación del Vaticano acudió a China para discutir el asunto del nombramiento de obispos. El acuerdo consistiría en que el Pontífice cederá ante China algunas concesiones en el nombramiento de obispos.

En concreto, se habría discutido el estatus de dos obispos reconocidos por el Vaticano, incluyendo la posibilidad de que uno de los prelados renunciara y fuera sustituido por un obispo respaldado por el Estado.

Además, habría una especie de "acuerdo de caballeros" que contemplaría el reconocimiento por parte del Vaticano de siete obispos creados por el Gobierno chino y dependientes del mismo después del perdón papal, aunque esto no ha sido formalizado, según indicó en febrero una fuente vaticana.

Por su parte, el obispo emérito de Hong Kong, el cardenal Joseph Zen, ha criticado las noticias de progreso hacia un acuerdo, pues considera que el Vaticano está "vendiendo" a la Iglesia católica en China y ha sugerido que existe desacuerdo entre el Pontífice y diplomáticos del Vaticano.