El obispo de Beauvais (Francia) declara milagro la curación de una monja tras peregrinar a Lourdes

Bernadette Moriau
IGLESIA DE OISE/G. POLI/CIRIC
Publicado 12/02/2018 19:18:22CET

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Beauvais, Noyon y Senlis, Jacques Benoit-Gonnin, ha declarado milagro la curación de una monja francesa tras peregrinar en 2008 al Santuario de la Virgen de Lourdes, al sudoeste de Francia. La religiosa padecía una enfermedad conocida como 'Síndrome de la cola de caballo' por la que le habían declarado la invalidez.

El obispo lo anunció este domingo 11 de febrero, con motivo de la fiesta de Notre-Dame y de la Jornada Mundial del Enfermo, según informa el portal de la Iglesia católica en Francia. Con esta curación, el número de milagros atribuidos a la Virgen de Lourdes asciende a 70.

La monja sobre la que se habría obrado el milagro es Bernadette Moriau, religiosa de la Congregación de las Hermanas Franciscanas Oblatas del Sagrado Corazón de Jesús, en Bresles, Oise (Francia), de 79 años. Desde hace 30 años sufría una enfermedad que le provocaba un dolor en la zona lumbar tan fuerte que no podía caminar.

En 2008, por consejo de su médico, la religiosa peregrinó a Lourdes, con motivo de los 150 años de la aparición de la Virgen, y aunque asegura que no pidió su curación, explica que a su regreso, el 11 de julio de ese mismo año, tras un momento de adoración sintió que se podía desprender del corsé y de la férula que llevaba en la pierna, desconectó el neuroestimulador y comenzó a caminar sin ayuda.

"Al final de la adoración, sentí en mi cuerpo una sensación de calor y una relajación de todo mi ser. Me sentía bien", explica Bernadette Moriau al recordar aquella jornada, solo tres días después de concluir visita a Lourdes.

Tras su mejora física, esta monja francesa acudió a su médico, a los especialistas y después al Comité Médico Internacional de Lourdes que decidió iniciar el procedimiento de constatación. Tras "numerosos encuentros y exámenes", en noviembre de 2016 concluyó con casi total unanimidad --menos un voto-- que la curación de la religiosa era "inexplicable teniendo en cuenta el estado actual de los conocimientos científicos".

En febrero de 2017, el obispo de Beauvais, Noyon y Senlis encargó a una comisión diocesana la labor de aconsejarle sobre la naturaleza de esta curación. Tras escuchar sus conclusiones así como la del Comité Médico Internacional de Lourdes y teniendo en cuenta los "lazos entre la curación y la peregrinación al Santuario, el prelado decidió reconocer "el carácter prodigioso milagroso" de la misma.

"Ciertamente, muchas personas que han ido a Lourdes no presentan tal curación física, marcada y reconocida, pero este signo se da a los creyentes, sin que estos tengan que preguntarse '¿Por qué ella y no yo?', para animarlos a tener fe", ha subrayado el obispo.