Los obispos españoles confían en los Cuerpos de Seguridad del Estado tras el ataque a una iglesia en Francia

Actualizado 27/07/2016 18:43:20 CET

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los obispos españoles han mostrado su "confianza" en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado tras el ataque terrorista perpetrado este martes en la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, ubicada en la región de Normandía, al norte de Francia, en el que fue asesinado un sacerdote.

La Iglesia española no dispone de un plan o protocolo de seguridad general para evitar que en sus más de 23.000 parroquias sucedan ataques como el ocurrido este martes en el país galo. En cualquier caso, según indican a Europa Press fuentes episcopales, los obispos, responsables de las 70 diócesis españolas, aseguran que mantendrán la "normalidad" y muestran su "confianza" en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

No obstante, aunque no hay un protocolo para el conjunto de las iglesias españolas, algunas catedrales de España sí disponen de un plan de seguridad integral que se renueva todos los años en función de los riesgos existentes y en el que se incluyen las medidas para mitigarlos. Este plan no solo pretende evitar la comisión de delitos como hurtos sino también riesgos como incendios.

La indicación del Vaticano es "no blindar" las puertas de las iglesias. Así lo pidió el Papa Francisco el pasado mes de noviembre de 2015, pocos días después de los atentados de París. "Nada de puertas blindadas en la Iglesia, nada, todo abierto", exclamó durante una audiencia general.

"No nos debemos rendir a la idea de tener que aplicar este sistema de seguridad a toda nuestra vida, a la vida de la familia, de la ciudad, de la sociedad, tampoco de la Iglesia", señaló.

España llega al ecuador de estas vacaciones estivales dejando atrás una fecha marcada en rojo por las fuerzas de seguridad: el 25 de julio, día de Santiago y fiesta de proyección mundial para el cristianismo.

Las fuerzas de seguridad saben que los terroristas tienen entre sus potenciales objetivos cometer atentados como el de Normandía, donde los autores llegaron a grabar en vídeo el degollamiento de un cura, en medio de una escalada de ataques en Europa, especialmente en Francia y Alemania.

Fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por Europa Press han explicado que no hay sobre la mesa ningún plan específico tras el atentado de Normandía puesto que la respuesta a este tipo de amenazas quedan englobadas en los planes de prevención y detección puestos ya en marcha.

SE SUPERVISA LUGARES DE CULTO

Las fuerzas de seguridad tienen constancia de que, desde octubre de 2015, el Estado Islámico emite puntualmente comunicados en español, como el del pasado mes de mayo en el que un portavoz de esta organización terrorista amenazó con "matar a cualquier español infiel".

Las citadas fuentes recuerdan que España mantiene el nivel de alerta 4 --sobre 5 posible-- por el riesgo de ataque terrorista, aunque insisten en que sigue sin haber información sobre un ataque inminente o contra un objetivo en concreto. La inteligencia europea sigue situando a Francia, Alemania, Reino Unido y Bélgica entre los países más amenazados.

En el nivel de alerta en España se incluye la activación de un protocolo para la protección de infraestructuras críticas. Además, se mantienen intervenidos entre unos 200 y 600 teléfonos de individuos presuntamente vinculados al EI y se supervisa el entorno de las 1.200 mezquitas y lugares de culto musulmanes existentes en el país, con especial atención a las zonas clandestinas en los 'puntos calientes' de Cataluña, Ceuta, Melilla y Madrid.