Los obispos españoles, con el Vaticano al acoger con misericordia a homosexuales o divorciados

Actualizado 27/06/2014 13:43:58 CET

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, se ha mostrado "totalmente de acuerdo" con el Vaticano que promoverá una "pastoral de misericordia" para aquellos que están en situaciones de irregularidad canónica, como los que conviven, los divorciados, los separados, los divorciados vueltos a casar, las madres solteras o las parejas del mismo sexo y sus eventuales hijos.

"Totalmente de acuerdo", ha respondido Gil Tamayo en una rueda de prensa ofrecida este viernes en la sede de la CEE en Madrid, después de celebrar la Comisión Permanente el pasado miércoles y jueves, al ser preguntado sobre si cree que los homosexuales deben ser tratados con misericordia.

No obstante, el portavoz de la CEE ha asegurado que "la misericordia no es la justificación, la misericordia no es decir que 2 y 2 son 5", sino ser "comprensivo con las personas, ser coherente con las propias convicciones" y "no discriminar a nadie".

Así, ha comentado que el Papa Francisco les ha animado "al diálogo con todos" y les ha mostrado el camino de una "Iglesia misionera, de una Iglesia misericordiosa, de una Iglesia cercana a los que sufren", pero ha agregado que ello no significa renunciar a su "identidad".

"Mucho diálogo, mucha mano tendida, mucha comprensión y mucho servicio, especialmente a los más necesitados", es lo que el Papa ha pedido a los obispos españoles, según el secretario general de la CEE.

Preguntado sobre si Francisco les ha dado directrices para el nuevo modelo de familia, el portavoz de los obispos españoles ha señalado que el Papa "no saca un catálogo para que se elija o se promueva un modelo de familia". "Hay una concepción cristiana de la familia que viene a fundamentar y apoyar aún más lo que el Papa Benedicto XVI llamaba la gramática de la naturaleza, la ley natural", ha argumentado.

Por último, ha indicado que hay una "naturaleza humana" que tiene sus propios "códigos" en los físico, con la masculinidad y la feminidad. Además, ha explicado que "las opciones no son una especie de elección en detrimento de esa naturaleza que está inscrita en el propio ser humano".