Oceana dice que el plan del Gobierno balear para regular los fondeos no soluciona el impacto de los grandes yates

Actualizado 07/05/2013 14:11:24 CET

IBIZA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La organización ecologista Oceana ha considerado insuficiente el proyecto del Gobierno de regulación de los fondeos irregulares sobre posidonia, ya que contempla la instalación de boyas ecológicas en diez espacios naturales de Baleares, pero deja sin regulación alguna el fondeo de las grandes esloras. Desde Oceana, han recordado que el verano pasado denunciaron el fondeo sobre posidonia de 34 barcos de más de 25 metros de eslora.

Según han destacado desde la organización, las medidas propuestas por el Gobierno sólo difieren de la gestión realizada en 2012 en la instalación de 21 nuevas boyas para buques de hasta 25 metros, 10 de las cuales serán instaladas en el Parque Natural de Ses Salines de Eivissa y Formentera.

Este espacio protegido concentra gran parte del turismo náutico balear y por tanto, "es marco de los mayores conflictos entre esta actividad y la conservación del ecosistema que la mantiene", han dicho los ecologistas.

"El Govern se está limitando a regular el fondeo de unos cuantos buques de pequeño y mediano tamaño y nos preguntamos qué va a pasar con los barcos que superan los 25 metros de eslora, que son muchísimos. Estos buques son también responsables de la demostrada regresión que sufre la pradera de Ses Salines y no entendemos que el Govern los obvie en su plan", ha señalado Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa.

Pastor ha añadido que "con 10 boyas más no se soluciona el problema, ya que la afluencia de barcos es enorme y no todos caben en la arena".

Para la entidad, es necesario limitar el número de embarcaciones que pueden acceder al parque, "al igual que se hace en cualquier espacio protegido con los coches".

Oceana ha considerado que los folletos y la aplicación de móvil que el Govern pondrá a disposición del público son útiles, pero poco eficaces si se carece de un servicio adecuado de información y vigilancia.

"Ayer realizamos la primera denuncia porque el domingo un buque fondeó en Es Caló de S'Oli sobre una zona de posidonia, así que el destrozo ya ha empezado. La vigilancia por el momento es inexistente y tememos que este año se va a continuar devastando el lugar igual que el año pasado", ha lamentado Silvia García, científica marina de Oceana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies