Odilo Pedro Scherer, "un negociador hábil" capaz de resolver los conflictos con "vigor y ternura"

Actualizado 01/03/2013 13:18:28 CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Uno de los rasgos que definen al cardenal brasileño Odilo Pedro Scherer, de 64 años, es su fuerte presencia en los medios, tanto en televisión como en las redes sociales, donde cuenta con su propia cuenta de Twitter, con más de 24.000 seguidores y más de 1.600 'tuits'. En 2007, fue creado cardenal por Benedicto XVI, año en el que fue nombrado arzobispo de Sao Paulo, una de las Arquidiócesis más importantes de Brasil.

Scherer concede una gran importancia a la Palabra de Dios y al poder del amor, con mensajes directos a sus fieles de Twitter como "Sed misericordiosos como vuestro Padre celestial es misericordioso", "Continuad firmes en el Señor" o citas del Evangelio, como "Jesús dijo a Pedro: tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia", sin olvidar otras cuestiones como la pobreza que se vive en Brasil o los jóvenes, con quién se muestra cercano: "Pero primero, vamos a Misa".

Precisamente, en declaraciones a Europa Press, el sacerdote católico y compositor brasileño, el padre Joao Carlos Almeida, subraya el manejo "casi a diario" que Scherer hace de esta red social, con el fin de "publicar sus mensajes e interactuar con los ciudadanos". En la misma línea, define al arzobispo de Sao Paulo como un "comunicador modesto pero preciso en las palabras", con un discurso "transparente y sincero".

"Es un negociador hábil y capaz de resolver los conflictos con vigor y ternura", relata Almeida, que añade que, tras "una primera impresión" puede parecer "alguien distante y reservado". "Más bastan algunos minutos, para ver que detrás de su timidez natural, se oculta una rica personalidad capaz de envolver al interlocutor", apostilla. En la misma línea, el Obispo Auxiliar de la Archidiócesis de Rio de Janeiro, Antonio Augusto Dias Duarte, define a Scherer como una persona "tímida" pero destaca su "capacidad de superación para servir a la Iglesia".

SOLIDA FORMACIÓN

Scherer nació en San Francisco (Brasil) aunque sus raíces son germanas. Con estudios en filosofía y teología, campos en los que ha desempeñado la docencia, fue ordenado sacerdote en 1976 en Quatro Pontes, en la diócesis brasileña de Toledo. Almeida subraya sus "sencillos orígenes", unidos a una sólida formación "humana, académica y cristiana" mientras que Dias Duarte subraya que "es una persona muy bien formada, teológica y filosóficamente, muy trabajador y conocedor de las organizaciones eclesiales".

"Su capacidad de liderazgo rápidamente lo llevó a asumir importantes cargos en la curia romana, incluso antes de su nombramiento como arzobispo de Sao Paulo", prosigue Almeida. Así, en 2001, fue elegido obispo titular de Novi y nombrado auxiliar Arzobispo de Sao Paulo, siendo ordenado cardenal en 2002. Su lema episcopal es 'meam En commemorationem'. "Tiene una claridad de ideas y sus declaraciones e intervenciones en el gobierno de la Archidiócesis de Sao Paulo son firmes y hechas con coraje", añade Dias Duarte.

Fue secretario general de la Conferencia Episcopal de Brasil de 2003 a 2007, año en el que fue nombrado arzobispo de Sao Paulo y ocupó el cargo de Secretario General Adjunto de la V Conferencia General del Grupo de América Latina y el Caribe, celebrada en Aparecida, que contó con la presencia del Benedicto XVI. Entre sus obras más importantes, destacan 'Justo sofredor: uma interpretaçao do Caminho de Jesús y hacer Discípulo'.

"En caso de ser elegido Papa no puedo decir con certeza qué desafíos el escogería, pero creo que seguirá la línea de Benedicto XVI, procurando hacer que la Verdad y el Bien sean oídos y vividos por los católicos", augura Dias Duarte, que también cree "que tendrá que hacer una reforma de la Curia Romana".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies