La ONCE avisa de que la organización tiene "un futuro negro" si el Gobierno no le da una serie de "garantías"

 

La ONCE avisa de que la organización tiene "un futuro negro" si el Gobierno no le da una serie de "garantías"

Actualizado 10/12/2010 14:21:34 CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ONCE ha advertido de que en los últimos años ha pasado de representar el 9,9 por ciento del mercado del juego en España al 6,6 por ciento y ha advertido de que la organización, de la que dependen 130.000 empleos, tiene "un futuro negro" si el Gobierno no le concede una serie de "garantías".

Así, el presidente de la ONCE y su Fundación, Miguel Carbelleda, ha lamentado en una rueda de prensa en Madrid que el Gobierno no haya incorporado en el anteproyecto de Ley del Juego sus reivindicaciones y ha criticado la privatización del 30 por ciento de Loterías y Apuestas del Esatado (LAE), ya que, en su opinión, "amenaza" al sector y lo convierte en "irrespirable".

"Es curioso que en su día no se nos permitiera compartir con el LAE un juego, el Euromillones o algún otro tipo de juego, que nos hubiera hecho más fuertes hacia fuera y ahora se privatice el 30 por ciento de LAE y que eso sí puedan hacerlo manos privadas", ha afirmado Carbelleda, quien ha descartado entrar en el capital de LAE y ha señalado que prefería que se hubiera quedado "en manos del Estado" porque es "patrimonio de todos".

Las ventas de la ONCE caerán en 2010 un 6 por ciento, que se suma a otra caída del 5,7 por ciento en 2009, debido a la crisis económica y a la falta de regulación en Internet, que ha permitido la llegada de casas de apuestas 'online' que operan desde otros países europeos y que, aunque no tributan en España, pueden abrir páginas de apuestas en Internet, un negocio que la Ley no permite realizar a la ONCE, según ha denunciado el presidente de la ONCE.

En este sentido, el director general de la ONCE, Angel Sánchez, se ha quejado de que en el sector del juego "muchas veces esto de ser legal, en lugar de tener premio tiene castigo". "No se ha frenado el juego ilegal, que copia nuestro modelo y nuestro sorteo; se ha tolerado la irrupción masiva de operadores externos en Internet que facturan más de un millón de euros al año sin pasar por las arcas públicas", se ha quejado el presidente de la ONCE.

Por ello, desde la ONCE piden que se cambie el Real Decreto que regula la organización y el último borrador de Ley del Juego, presentado en Consejo de Ministros, para permitir a la ONCE "competir en igualdad de condiciones" con estas empresas privadas que han entrado en el mercado del juego en España y abrir nuevos juegos por Internet.

"Lo que necesitamos es establecer una serie de garantías, de concesiones que hasta ahora se nos han ido negando permanentemente", ha subrayado el presidente de la ONCE. De lo contrario, la ONCE señala que su "modelo social", que da empleo a 100.000 personas con discapacidad, y sólo este año ha creado 6.000 nuevos puestos de trabajo está en "serio peligro".

Asimismo, el presidente de la ONCE ha pedido al Gobierno que dé a la organización una concesión para "poder vender un juego internacional como lo hacen otros en España", se garantice que en futuro la ONCE va a conservar sus actuales licencias de juego sin que se vean afectadas por la entrada de empresas privadas en el sector y se conceda a la organización "más margen de maniobra para poder competir con las mismas armas que otros".

Junto a sus peticiones al Gobierno, la ONCE va a poner en marcha una campaña publicitaria para recordar las labores sociales que realiza la organización con el dinero que optinen de su actividad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies