La ONG Apramp es premiada por un proyecto de prevención contra el VIH en el ámbito de la prostitución

Actualizado 10/05/2006 14:21:40 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La ONG Apramp ha obtenido una de las becas BMS 2006 a 'los mejores proyectos de ONGs en el ámbito del VIH/SIDA' concedidas por la compañía Bristol-Myers Squibb por un proyecto informativo y de atención social que mejora la situación de la mujer prostituta en la prevención contra el virus VIH. El premio está dotado con 12.000 euros.

La prevención del VIH y otras infecciones requiere información y material preventivo. Según la ONG, las mujeres que ejercen la prostitución lo hacen muchas veces en un entorno que dificulta seriamente el acceso gratuito a los preservativos y un asesorameinto realizado por un profesional. Por esta razón, Apramp cuenta con dos unidades móviles integradas por personal de la ONG, sanitarios y agentes sociales. "Las unidades móviles son la única manera de desplazarse a zonas abiertas y clubes de carretera, aunque también realizan este trabajo en lugares cerrados", señaló Apramp.

Esta ayuda económica obtenida se destinará a potenciar los talleres y unidades móviles que posee la Organización, con el objeto de mejorar la prevención, reinserción y atención de la mujer prostituida, según Apramp, que realiza su trabajo en Madrid, Murcia, Almería, Avilés, Badajoz y Salamanca.

Según la Organización, se procura siempre que los esfuerzos de asesoramiento y ayuda no sean sólo en materia de sanidad sino también social y jurídica. "Cuando te acercas a alguien que está ejerciendo la prostitución te encuentras a una persona muy receptiva que te está demandando información, haciéndolo en condiciones cada vez más aisladas o clandestinas", afirmó la responsable de Apramp, Rocío Mora.

Mora aseguró que muchas prostitutas piden una alternativa para no seguir ejerciendo la prostitución, ya que su situación sanitaria no es la deseable y, en ocasiones, carecen incluso del material preventivo necesario. "No pretendemos ser un recurso paralelo a la Administración, sino un recurso puente para que utilicen los materiales normalizados que ofrecen las autoridades sanitarias", manifestó.

Además de unidades móviles, Apramp cuenta para este proyecto con un centro de acogida y pisos de alojamiento para personas infectadas por el VIH o que han denunciado una red de tráfico y explotación. "Tenemos 6.000 personas contactadas y sólo el año pasado abrimos 675 expedientes nuevos; en un día normal, en una zona de ejercicio de prostitución, estamos atendiendo a una media de 280 personas", declaró Mora. "Al principio sólo atendíamos a mujeres; ahora el abanico es más amplio y atendemos a todas aquellas personas que, por una circunstancia u otra, están ejerciendo la prostitución", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies