Las ONG piden apoyo al azúcar de comercio justo frente al 'low cost' de algunos países que encierra explotación laboral

 

Las ONG piden apoyo al azúcar de comercio justo frente al 'low cost' de algunos países que encierra explotación laboral

Presentación Día Mundial Comercio Justo
EUROPA PRESS
Actualizado 07/05/2013 17:21:02 CET

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

Las ONG han pedido a los ciudadanos apoyo a los productores de azúcar de comercio justo frente al procedente de algunos países que son exportadores de un "azúcar low cost" que encierra "prácticas laborales injustas" y daños al medio ambiente.

El azúcar es el protagonista del próximo Día Mundial del Comercio Justo, que se celebrará este sábado con el lema 'Para endulzarte la vida, no hay que amargar a nadie'. La Coordinadora Estatal de Comercio Justo, que agrupa a 30 organizaciones que trabajan por un sistema comercial alternativo y solidario, quiere que la sociedad conozca que el simple acto de consumir azúcar procedente de cultivos ecológicos puede contribuir a "cambiar estructuras".

La presidenta de la coordinadora, Mercedes García Vinuesa, ha presentado este martes en la sede de la Agencia Española de Cooperación Internacional y para el Desarrollo (AECID), que apoya la jornada, las actividades previstas para el próximo sábado en más de cien localidades españolas para reivindicar esta alternativa comercial.

Gonzalo Donaire, responsable de estudios de la CECJ, ha recalcado que el azúcar genera al año 70.000 millones de dólares en el mercado convencional, pero sus beneficios no llegan siempre a quienes lo cultivan. La alternativa que proponen es el azúcar de comercio justo, cuya producción creció en el último año un 9%, hasta las 140.000 toneladas.

Sus ventas suponen "apenas el 0,1%" a nivel mundial, pero Donaire ha destacado el ejemplo de Reino Unido, donde "el 40% de los azucarillos" en la hostelería "son ya de comercio justo".

EL COMERCIO JUSTO SIGUE CRECIENDO EN ESPAÑA

En España, la distribución de azúcar de comercio justo superó las mil toneladas en 2011, un 77% más que el año anterior, lo que le llevó a ser el sector con un mayor crecimiento de ventas. Sin embargo, Donaire ha reconocido que en España el comercio justo se sitúa a un nivel "diez veces inferior a la media europea", si bien ha recalcado que se mantiene en crecimiento pese a la crisis económica.

El responsable de estudios ha explicado que la especulación de los precios ha situado bajo una fuerte presión a la producción del azúcar, que redunda en la mano de obra y en las consecuencias para el medio ambiente, dando "una vuelta de tuerca más a un sector ya caracterizado por la explotación laboral e incluso la esclavitud".

A nivel global, seis países acaparan dos tercios de la producción mundial de azúcar. Uno de ellos es Brasil, que, según ha explicado la CECJ, cuenta con una producción caracterizada por los bajos costes laborales y medioambientales, que le hace ser considerado un "exportador de azúcar low-cost".

Frente a ello, la coordinadora de ONG propone la alternativa de "un gran número de productores" de países como Paraguay, Ecuador, Filipinas, Islas Mauricio y Costa Rica, que basan su trabajo en criterios sociales y ecológicos. "Hay alternativas, puede y debe haber un consumo responsable", ha insistido Donaire.

"REVOLUCIÓN DULCE" EN PARAGUAY

El líder mundial de exportación de azúcar ecológica y uno de los principales de comercio justo es Paraguay, donde se encuentra la cooperativa Manduvirá, que cuenta con el apoyo de Intermon Oxfam. En la presentación de este martes ha estado una representante de esta cooperativa, la técnica agrónoma Ada Griselda Zarate, que ha explicado la "revolución dulce" que ha supuesto la producción ecológica de azúcar para la región donde está asentada Manduvirá.

La cooperativa, que fue creada en 1975, agrupa a 1.500 personas de la región, qeu son dueñas de su propia fábrica de azúcar, que exporta a 17 países a través de la red de comercio justo. Tradicionalmente, destina el 50% de la prima de comercio justo a las personas productoras, que a su vez lo dedican a mejorar la producción, sus viviendas y a la educación de sus hijos.

Según ha explicado Zarate, Manduvirá es una "experiencia única" en Paraguay, porque los pequeños productores son "dueños de su industria", que hasta ahora estaba en manos de "tres o cuatro familias". Con el trabajo y el esfuerzo de muchos, ha dicho, ha demostrado que es viable pese a que "en un principio todos creían que era algo loco".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies