La oposición pide la liberación del barco de Open Arms retenido en Italia y que no se criminalice a las ONG

Contador
Barco insignia de Proactiva Open Arms, de salvamento de refugiados
PROACTIVA OPEN ARMS - Archivo
Publicado 21/03/2018 15:11:52CET

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

La práctica totalidad de los partidos de la oposición en el Congreso han emitido este miércoles un comunicado conjunto en el que reclaman la liberación del barco de la ONG catalana Proactiva Open Arms retenido en Sicilia (Italia) desde el domingo bajo la acusación de tráfico ilegal de personas y que no se criminalice a quienes "salvan vidas" de inmigrantes en el Mediterráneo.

En el comunicado, Unidos Podemos, PSOE, Ciudadanos, PDeCAT, ERC, PNV, Compromís y Bildu expresan su "profunda preocupación" ante estos hechos y, en especial, ante unas acusaciones que esperan que sean "rápidamente y adecuadamente esclarecidas, evitándose la criminalización de la actividad de las organizaciones humanitarias que en el marco de la legalidad internacional salvan vidas en el Mediterráneo".

"Hacemos un llamamiento a las autoridades españolas, italianas y europeas para que tomen las medidas pertinentes que permitan la liberación del barco español 'Open Arms', así como que impulsen la adopción de medidas que permitan una adecuada gestión de los flujos migratorios que, a través de cauces legales de migración, permitan poner fin al drama en el Mediterráneo; y vías legales y seguras para personas refugiadas", dice el documento.

ITALIA "OBVIA" LA LABOR DE SALVAMENTO DE OPEN ARMS

Después de rescatar a 218 personas que se encontraban a la deriva en el Mediterráneo, la embarcación de salvamento de Proactiva Open Arms fue inmovilizada el pasado domingo por las autoridades italianas, que acusaron a la ONG de favorecer la inmigración clandestina y de interferir en una operación de rescate que la Guardia Costera de Libia estaba llevando a cabo junto al servicio de salvamento italiano.

A este respecto, los partidos de la oposición han lamentado que Italia haya "obviado" que Libia es considerado un país no seguro y que la ONG "realiza tareas de salvamento y rescate humanitario y ha evitado que miles de personas perezcan ahogadas".

Tras denunciar que algunas las organizaciones humanitarias dedicadas a estos rescates se enfrentan a "situaciones que amenazan su actividad por la imposibilidad de garantizar la seguridad", los firmantes del comunicado han reiterado su apoyo a quienes "arriesgan sus vidas" para salvar las de otros y han reafirmado su compromiso con la defensa de los derechos humanos.