El 'Ostedijk' atraca en el Puerto de Bilbao para descargar su mercancía

Actualizado 01/03/2007 18:09:48 CET

BILBAO, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El buque holandés 'Ostedijk' atracó hoy en el Puerto de Bilbao proveniente de Galicia, donde estuvo once días tras producirse un incidente con la carga de más de 6.000 toneladas de fertilizantes NPK triple 15 que transportaba, según confirmó el Departamento de Interior a Europa Press.

El barco, que solicitó ayer al Puerto de Bilbao permiso, atracó a las dos y media de la tarde en el Muelle Princesa, donde descargará las toneladas de fertilizantes que transporta.

El buque holandés 'Ostedijk' partió ayer a las 15.15 horas, tras levantar anclas en las aguas de Viveiro, a una milla de la isla Coelleira, en la que estuvo fondeado desde hacía diez días y donde se llevó a cabo la operación de enfriamiento de parte de su carga de 6.012 toneladas fertilizante NPK triple 15, que se había descompuesto un día antes.

El carguero arrancó los motores sin mayor problema y sin necesidad de apoyo externo, una vez que el armador del 'Ostedijk' presentó los tres certificados expedidos por consultoras independientes que avalaron la seguridad del buque y de su carga.

De este modo, el buque holandés navegó hacia el puerto de Bilbao sin escolta, al contrario de lo que sucedió la noche del sábado, día 17, en la que el remolcador 'Don Inda' acompañó al buque holandés en dirección a su destino inicial, Valencia, cuando se creyó que se había solucionado el problema de fermentación de la carga descompuesta que se había detectado pasadas las dos de la madrugada a 30 millas de la costa coruñesa.

No obstante, doce horas después se reavivó la fermentación lo que obligó al 'Don Inda' remolcar el buque hasta frente de las costas de Viveiro por ser una zona de abrigo y porque la dirección de los vientos facilitaba que se airease la carga en descomposición.

Una vez fondeado a milla y media de la isla Coelleira, el Gabinete de crisis --activado la misma madrugada del sábado 17 que el barco registró problemas en la Capitanía Marítima de A Coruña por miembros del Ministerio de Fomento y del Gobierno gallego-- decidió iniciar un operativo de enfriamiento de la carga.

El objetivo de esta operación, a base de la inyección de agua con cuatro lanzas desde el remolcador 'Alonso de Chaves", logró reducir el pasado viernes las altas temperaturas provocadas por la descomposición del fertilizante y se consiguió así que dejase de emanar los gases que producía la fermentación.

GASES IRRITANTES, NO TOXICOS

Precisamente, la emanación de estos gases causaron en un principio cierta alerta, sobre todo, entre la población y sector pesquero de la zona de la costa lucense, que se opusieron a que el buque entrara en alguno de sus puertos, una opción descartada desde un principio por el Gobierno, a pesar de que fue el primer plan propuesto por la armadora. En todo caso, desde el primer momento, el Ejecutivo informó de que la carga no era contaminante y que las emanaciones no eran tóxicas, en todo caso, "irritantes".

Así lo comprobaron el segundo día de la emanación de los gases cuatro de sus tripulantes que tuvieron que se evacuados por un helicóptero al Hospital Juan Canalejo, donde los facultativos les dieron el alta una vez comprobado una irritación leve de las vías respiratorias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies