El Pacto Nacional para la Inmigración catalán apuesta por gestionar los flujos migratorios y cohesionar la sociedad

Actualizado 09/04/2008 17:09:57 CET

Algunas medidas implicarían modificar leyes catalanas y estatales, como la de reducir el plazo para nacionalizarse

BARCELONA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El documento de bases del Pacto Nacional para la Inmigración catalán establece 11 retos, el refuerzo de 65 políticas vigentes y 50 medidas nuevas estructuradas en tres ejes, la gestión y el orden de los flujos migratorios, la adaptación de los servicios públicos a la nueva realidad demográfica y la apuesta por la cohesión social.

La consellera de Acción Social y Ciudadanía de la Generalitat, Carme Capdevila, presentó hoy dicho documento, acompañada del Secretario de Inmigración, Oriol Amorós. Capdevila señaló que este documento debe "permitir establecer los consensos necesarios para abordar los retos" que plantea la inmigración y "definir el modelo de sociedad para los próximos 15 o 20 años".

El documento es fruto de un trabajo de diagnóstico realizado entre junio y septiembre de 2007 entre más de 120 personas y una fase consultiva, que se llevó a cabo de octubre a febrero de 2008, en la que participaron cuatro grupos de trabajo de expertos.

Algunas de las medidas que establece el pacto implican la modificación de leyes o reglamentos, tanto estatales como catalanes. Una de estas medidas es la petición de reducir de 10 a 5 años el plazo necesario de residencia regular para conseguir la nacionalidad.

Capdevila expresó que el primer objetivo es conseguir un "amplio consenso de todas las fuerzas políticas de Catalunya" y que una vez conseguido, tendrán "toda la fuerza" para pedir estas modificaciones. La consellera reconoció que "no será fácil" la negociación entre los partidos pero confió en la "responsabilidad" y la voluntad de encontrar un punto de acuerdo de las formaciones.

Por su parte, Amorós, al ser preguntado por una eventual reforma de la Ley de Extranjería, reiteró que el "consenso" en Catalunya será la vía para reclamar las modificaciones en el ámbito estatal.

El secretario explicó que han realizado el documento "sin poner obstáculos de entrada" y señaló que se centra en la "autoexigencia", en llevar a cabo aquello que ya se puede hacer desde Catalunya, pero "desde una posición realista" y recogiendo aspectos que requieren modificaciones. Añadió que el documento recoge aquello que consideran "que se debe hacer" y que "se puede hacer".

ACTUACIONES.

En el eje de gestión de los flujos migratorios, el documento propone promover el acceso al trabajo de las personas reagrupadas "unificando el permiso de residencia y el de trabajo", explicó Capdevila. Otra medida es la transferencia y gestión de nuevas competencias incluidas en el Estatut, como los permisos de trabajo o las inspecciones de trabajo.

El segundo eje se centra en crear un "servicio universal de acogida y reforzar los servicios públicos" a través de la unificación de criterios de inscripción en el padrón municipal, garantizando un servicio de acogida "universal, sistematizado y homogéneo en todo el territorio", facilitar los recursos lingüísticos garantizando el catalán como lengua vehicular y, en definitiva, adecuando estos servicios a la nueva demografía para que estos "no pierdan calidad", señaló Capdevila.

El tercer eje se centra en "dotar de elemento de cohesión a una sociedad diversa" y "asegurar la integración en la cultura pública común" y la principal medida que recoge es la reducción de 10 a 5 años de residencia regular continuada para conseguir la "plena ciudadanía".

Además, propone otorgar el derecho de voto a los inmigrantes que lleven residiendo en Catalunya cinco años de manera regular, reclama por no utilizar la inmigración como herramienta política en los procesos electorales y crear una Oficina de Derechos de la Ciudadanía.

PROCESO PARTICIPATIVO.

El próximo paso será una fase participativa, de abril a junio, en la que los ciudadanos y los diversos agentes sociales podrán hacer sus aportaciones. Esta participación se podrá hacer a través de la web 'gencat.cat/dasc/pni', en una de las 48 sesiones alrededor de Catalunya en las que se presentará el documento o en la Conferencia Internacional de Mujeres Migradas que se celebrará en junio.

Además, entre el 14 y 15 de abril se celebrarán en Barcelona las 'Jornadas de presentación de las bases del Pacto Nacional para la Inmigración' en el Palau de la Generalitat y que supondrán el inicio oficial de la fase participativa.

En dichas jornadas los cuatro coordinadores de las comisiones de trabajo que realizaron la fase consultiva explicarán las conclusiones de su labor. Durante esos días se podrán realizar las primeras aportaciones al Pacto.

Este pacto es uno de los cuatros emprendidos por el Govern, el resto de los cuales son el de Vivienda, el de Investigación y el de Infraestructuras.