Un padre denuncia que tiene la custodia de su hijo y que su exmujer se lo ha llevado a Perú

 

Un padre denuncia que tiene la custodia de su hijo y que su exmujer se lo ha llevado a Perú

Actualizado 05/04/2012 14:05:15 CET

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un vecino de Alcobendas de 42 años está recogiendo firmas de apoyo porque, según denuncia, tiene la custodia de su hijo tras haberse separado de su mujer y, pese a ello, ésta se ha marchado a Perú, su país de origen, con el pequeño y sin su consentimiento, por lo que pide al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que intervenga.

En 'Actuable', Emiliano Medina está recogiendo firmas para enviar un escrito a Gallardón en el que le explica la situación y le pide que actúe "teniendo en cuenta que España y Perú son dos de los países firmantes del convenio de la Haya de 25 de Octubre de 1980 sobre aspectos civiles de la sustracción de menores".

Cuando Emiliano Medina consiga 4.000 firmas en esta web --le faltan cerca de 700--, se enviará al titular de Justicia un escrito en el que se explica la historia de este madrileño, que después de haberse separado de su mujer, un día comprobó que ella y su hijo habían desaparecido "sin dejar rastro".

Tras algunas investigaciones por su cuenta supo que el niño se encontraba en Perú con su madre sin el permiso paterno para poder realizar ese desplazamiento. En ese momento (1 de septiembre de 2010) interpuso una denuncia por sustracción de menor ante el Juzgado de lo Penal número 6 de Leganés.

Además, presentó una solicitud de custodia total en el Juzgado de Familia número 4 de Colmenar Viejo. Después de un "largo y costoso proceso" por la custodia de su hijo, fue declarada a su favor de forma provisional primero el 28 de enero de 2011 y definitiva desde el día 28 de junio de 2011.

"Sin embargo, su realidad no ha cambiado en nada: dicha sentencia por la que se reconoce su custodia sigue sin ser aplicada y desconoce el desarrollo de la causa penal interpuesta", se destaca en el escrito.

Por todo ello "y dados los recursos" de los que el Ministerio de Justicia dispone, se ruega a Gallardón "encarecidamente que tenga en cuenta este escrito y actúe en consecuencia". Asimismo, se remite una copia de este correo al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, demandando que se ponga en marcha el mecanismo de intervención consular encaminado a devolver su hijo a Emiliano.

UN PADRE DESESPERADO

Según ha explicado este padre, desconoce el desarrollo de la causa penal interpuesta, lo que le lleva "a vivir una situación de desesperación e impotencia total, ya que después de dar todos los pasos ajustados a ley, acudir a los órganos encargados de impartir justicia, y obtener resoluciones favorables", sigue sin tener noticia alguna de su hijo.

En este sentido, ha lamentado que sigue viendo cómo pasa el tiempo "sin saber hasta cuándo se prolongará esta situación". "Hugo puede pensar que no quiero saber nada de él, que me he olvidado de él o incluso que me ha ocurrido algo, pues una mente infantil no podrá nunca entender y mucho menos justificar la ausencia de su padre de la noche a la mañana", ha señalado.

Emiliano ha explicado que su vida "no es la misma" desde que se le ha "privado" de su hijo y que se le hace "muy duro vivir sin saber cómo está, las condiciones físicas y psicológicas en las que se encuentra, su situación de escolarización o su situación sanitaria". "En fin, todo lo que a un padre sensato le preocupa sobre su hijo y quisiera compartir con él", ha añadido.

El afectado ha contado que su historia comenzó en 2004 cuando conoció a Elena, una ciudadana peruana con la que inició una relación sentimental de la que quedó constancia en el registro civil como pareja de hecho. Poco tiempo después nació su hijo y tras seis años de convivencia, su mujer le comunicó su intención de separarse.

En poco tiempo, se inició un proceso de separación con el fin de legalizar la situación y garantizar "el bienestar" del niño. Sin embargo, Emiliano ha relatado que un día apareció la Guardia Civil en su lugar de trabajo para detenerle por una denuncia de malos tratos interpuesta por su exmujer.

"Después de la bochornosa situación que tuve que soportar al ser detenido y esposado delante de todos mis jefes y compañeros de trabajo y de pasar una noche en el calabozo, se celebró un juicio rápido a la mañana siguiente. La causa fue sobreseída, entendiendo juez y fiscal que la denuncia no tenía fundamento alguno y siendo incluso apercibida mi ex de la seriedad de este tipo de acusaciones", ha añadido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies