Los padres del Santa Illa hablan de "unión" y esperan que la dirección del centro dé una explicación de la gestión

 

Los padres del Santa Illa hablan de "unión" y esperan que la dirección del centro dé una explicación de la gestión

Colegio Santa Illa
EUROPA PRESS
Actualizado 24/02/2012 17:11:52 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los padres del colegio Santa Illa School han hablado este viernes de "unión" y han asegurado que esperan que la dirección del centro dé una explicación de la gestión que ha llevado a cabo después de que sus bienes hayan sido embargados por una deuda con la Seguridad Social que asciende a un millón de euros.

Beatriz es profesora del colegio bilingüe y lleva a su hija de doce años al centro. Como madre y docente asegura que la enseñanza que se imparte en el mismo es "muy cercana y muy individualizada" y que los padres están muy contentos con el funcionamiento del colegio, que lleva en pie 53 años.

La profesora, con rostro disgustado por lo vivido estos últimos días, ha afirmado que como empresa, desde la dirección se está haciendo "todo lo posible para no perjudicar a los niños". "No quieren ser números y están preocupados por la situación de los alumnos", ha asegurado, al tiempo que ha mostrado su "sorpresa" por como se hicieron las cosas.

Son pocos los padres que destacan la deuda o el hecho de que no se les haya informado antes de la situación que atravesaba el centro, y todos los que se han acercado hasta el colegio esta mañana, donde no ha habido clase, han coincidido en denunciar "el atropello" de ayer, cuando los operarios retiraron todos los enseres mientras los niños permanecían en el centro".

"Con eso es con lo que estamos muy enfadados, no puede ser que tengan a los niños en el patio, se supone que la Comunidad y las administraciones están para garantizar la calidad en el entorno escolar y eso no es lo que ha pasado", ha señalado otra madre en la misma dirección.

Sobre la deuda, pedirán que se les explique cuál es la situación y, sobre todo, a la hora de plantearse que sus hijos sigan yendo al colegio el año que viene. "Pediremos un plan de viabilidad con plazos y cuentas que nos demuestre que el colegio está en condiciones de poder seguir dando clase", ha señalado Charo Pérez, que tiene a su niña de cuatro años.

Precisamente, se ha mostrado muy sorprendida por la manera en la que se han llevado todo el material. "Esa deuda o mucho más alta la tienen muchos clubes de fútbol o el propio Ayuntamiento de Madrid y nadie ha ido a quitar las sillas al estadio", ha comparado esta madre visiblemente indignada.

Este es el motivo por el cual las familias no entienden por qué desde la Unidad de Recaudación Ejecutiva se actuó a mediodía un jueves con las clases empezadas y los niños dentro. "Parece una salida de pata de banco de la recaudadora", han señalado en otro momento algunos padres.

El colegio, con apenas 160 alumnos, no tiene una Asociación de Padres de Alumnos (APA) constituida como tal pero ayer mantuvieron un encuentro con la dirección donde casi el cien por cien mostró el apoyo a los profesores y al centro y coincidieron en trabajar para que los niños no se vieran perjudicados.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies