Los pamploneses acompañan a San Fermín en la Procesión del Día Grande de las fiestas

Procesión de San Fermín.
EUROPA PRESS
Publicado 07/07/2014 13:21:33CET

PAMPLONA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Miles de pamploneses han salido a la calle este lunes, 7 de julio, para acompañar a San Fermín en el Día Grande las fiestas. La multitudinaria Procesión ha realizado su tradicional recorrido por las calles del Casco Antiguo, en el que no han faltado las calurosas ovaciones y los emotivos cánticos dirigidos al 'santo morenico'.

En una mañana fresca y nublada, la Procesión ha comenzado a las 10 horas cuando gigantes, kilikis y cabezudos esperaban frente al Consistorio a la corporación municipal, vestida de gala, que se ha dirigido hacia la Catedral para recoger al Cabildo.

A continuación, bajo el repicar de las campanas de la Catedral la comitiva encabezada por el edil más joven del Ayuntamiento, el concejal de NaBai Aritz Romeo, ha iniciado su marcha hacia la iglesia de San Lorenzo para recoger la imagen del Santo.

Desde la iglesia de San Lorenzo, la Procesión ha comenzado el trayecto por el Rincón de la Aduana para adentrarse en la calle San Antón, rebosante de pamploneses vestidos de rojo y blanco, que la han recibido con ovaciones, dando color a los balcones y a las calles del Casco Antiguo.

En la comitiva, con la comparsa por delante, la Cruz de San Lorenzo y la Cruz Arzobispal, los gremios de carpintería y labradores, la Hermandad de la Pasión y Congregación Mariana, clarineros y timbaleros, dantzaris y txistularis municipales, la imagen del Santo, seguida del Cabildo catedralicio, la bandera de la ciudad y los maceros, la corporación municipal, la escolta de gala y La Pamplonesa cerrado el desfile.

La primera 'paradica' ha tenido lugar a las 11.30 horas en la Plaza del Consejo, donde la Coral Santiago de la Chantrea ha entonado la jota 'Al Glorioso San Fermín', en homenaje al Santo.

El segundo 'momentico' se ha producido en el pocico de San Cernin poco después, donde se le ha dedicado el tradicional 'Agur Jaunak' y donde a petición del arzobispo de Pamplona se ha rezado un Padre Nuestro.

La Procesión del santo ha continuado su camino de vuelta a San Lorenzo entre jotas, silencios, aplausos y gritos de 'Viva San Fermín'. Con media hora de retraso, sobre las 12.30 horas ha comenzado la misa en honor al Santo, oficiada por el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez.

"DÍA HERMOSO"

Tras saludar a los fieles en la iglesia abarrotada, el arzobispo ha pronunciado la homilía en este "día tan hermoso que nos ofrece San Fermín", una "fecha muy significativa para esta ciudad". "Es un día señalado para los ciudadanos de Pamplona y no podemos quedarnos en un simple recordatorio de San Fermín", ha expuesto.

Monseñor Pérez ha relatado la vida de San Fermín y ha indicado que al santo navarro lo condenaron porque "anunciaba al Dios verdadero, predicaba con su vida la buena nueva a los pobres, curaba los corazones desgarrados". "Lo decapitaron por anunciar el mensaje del Evangelio", ha añadido.

Según ha expuesto, "no creo que haya otra libertad mayor que la de creer que Dios nos ama, la de respetarnos y amarnos en fraternidad y la de saber perdonarnos cuando nos ofenden".

El arzobispo ha pedido a los pamploneses que "no nos roben la nobleza, que no nos roben la fe". "Ruego a San Fermín que nos eche una mano y su 'capotico' para que la fe en Pamplona y en Navarra no se diluya o se disuelva en ilusiones vanas o en formas inútiles de vida", ha dicho.

Francisco Pérez ha mostrado su "agradecimiento" a San Fermín, a quien ha pedido que "nos ayudes en el camino de la fe, esperanza y caridad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies