El Papa advierte a los curas del peligro de adueñarse de las conciencias de los que se confiesan

Publicado 09/03/2018 17:19:56CET

ROMA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha advertido a los curas del peligro de adueñarse de las conciencias de los que se confiesan, durante un discurso que ha dirigido a los participantes en el Curso sobre el Fuero Interno, organizado por la Penitenciaría Apostólica.

"El sacerdote confesor no es la fuente de la misericordia, ni de la gracia: ¡es ciertamente su indispensable instrumento, pero siempre sólo instrumento! Y, cuando el sacerdote se adueña del mismo, impide que Dios actúe en los corazones --ha señalado--. Esta conciencia debe favorecer una atenta vigilancia sobre el riesgo de volverse 'dueños de las conciencias', sobre todo en relación con los jóvenes, cuya personalidad está aún en formación y, por lo tanto, muy fácilmente influenciable".

Así, ha pedido a los sacerdotes que sean siempre "testigos de la misericordia" y "humildes escuchantes de los jóvenes y de la voluntad de Dios para ellos". Para ello, les ha pedido que "sean siempre respetuosos de la conciencia y de la libertad del que se acerca al confesionario" porque según ha dicho "Dios mismo ama su libertad".

En su alocución a los participantes del curso anual para capacitar a los confesores, el Pontífice ha resaltado la dimensión instrumental del "saber escuchar". En este sentido, ha invitado a hay "escuchar las preguntas, antes de ofrecer respuestas".

"Dar respuestas, sin haberse preocupado de escuchar las preguntas de los jóvenes y, allí donde es necesario, sin haber intentado suscitar preguntas auténticas, sería una actitud equivocada. El confesor está llamado a ser hombre de la escucha: escucha humana del penitente y escucha divina del Espíritu Santo", ha resumido finalmente.