Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 31/12/2012

El Papa advierte de que la Iglesia debe evangelizar, pero también sostener a pobres y marginados

Roma, 31 Dic. (Europa Press) -

El Papa ha detacado que la Iglesia está llamada a anunciar y testimoniar el Evangelio pero también a "sostener a cuantos viven situaciones de pobreza y de marginación, así como a las familias necesitadas, especialmente cuando deben ayudar a las personas enfermas y discapacitadas", durante la ceremonia de acción de gracias al finalizar el año civil en la Basílica de San Pedro.

Asimismo, Benedicto XVI ha remarcado que "confía vivamente en que las Instituciones a varios niveles" trabajarán de tal modo que "todos los ciudadanos puedan acceder a lo que es esencial para una vida digna", en la ceremonia de acción de gracias en la cual ha participado también el alcalde de Roma, Gianni Alemanno.

   Por otro lado, el Pontífice ha invitado a "dar gracias a Dios" independientemente de "cualquiera que haya sido el curso del año, fácil o difícil, estéril o rico de frutos" y ha recordado que el himno del 'Te Deum' contiene una sabiduría profunda que permite decir que, "a pesar de todo, hay bien en el mundo".

   Sin embargo, Benedicto XVI ha apuntado que "en ocasiones es difícil reconocer esta realidad profunda, porque el mal hace más ruido que el bien", por lo que ha animado a "no detenerse sólo a las noticias si se quiere entender el mundo y la vida" sino  a "ser capaces de detenerse en el silencio, en la meditación, en la reflexión calmada y prolongada".

LA OSCURIDAD NO ESTÁ EN EL PLAN DE DIOS

    Benedicto XVI ha resaltado que "el cristiano es un hombre de esperanza, también y sobre todo, frente a la oscuridad que a menudo existe en el mundo y que no depende del plan de Dios, sino de las decisiones equivocadas del hombre, porque sabe que el poder de la fe puede mover montañas y que el Señor puede iluminar también las tinieblas más profundas".

     Por otra parte, el Pontífice ha remarcado que el Año de la fe, que la Iglesia está viviendo, "quiere suscitar en el corazón de cada creyente una mayor conciencia en que el encuentro con Cristo es la fuente de la verdadera vida y de una esperanza sólida".

    Así, Benedicto XVI ha apuntado que "la Iglesia que ha recibido de su Señor la misión de evangelizar, sabe bien que el Evangelio está destinado a todos los hombres, en particular a las nuevas generaciones, para saciar la sed de verdad que cada uno lleva en el corazón.

    Además, el Papa ha subrayado que los padres cristianos están llamados a ser "los primeros educadores de la fe" y ha animado a todos los que trabajan en la pastoral familiar para "sostener y acompañar" a los padres en esta tarea decisiva, así como a desarrollar itinerarios de formación espiritual para que después del bautizo, los niños "acompañen a los padres". Al finalizar la Celebración, el Papa ha visitado brevemente el pesebre de la Plaza de San Pedro.

Cargando el vídeo....
Comentarios de los lectores
Comentar esta noticia
 

       

  

 
 
La actualidad más visitada en europa press

www.europapress.es es el portal de actualidad y noticias de la Agencia Europa Press. Publicación digital auditada por OJD.
© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.