El Papa advierte del peligro de quedarse en la "lamentela" de la falta de vocaciones y llama a buscar nuevos caminos

El Papa Francisco en la Plaza de San Pedro
REUTERS / MAX ROSSI
Publicado 07/04/2018 15:09:43CET

ROMA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha advertido del peligro de quedarse en la "lamentela" de la falta de vocaciones al tiempo que ha llamado a buscar nuevos caminos para la evangelización en un mensaje dirigido s los participantes de la 47 Semana Nacional para Institutos de Vida Consagrada, que se celebra en Madrid del 5 al 8 de abril sobre el tema "Llamó a los que Él quiso".

"Buscad maneras para abrir caminos para que el Señor pueda hablar, para que el Señor pueda llamar. No hagas campaña electoral ni campañas de tipo comercial porque el llamado de Dios no entra en las pautas del márketing, es otra cosa. Así que ¡anímense y sigan adelante!", ha señalado Francisco a los más de 600 religiosos y consagrados que participan en el congreso.

"Estar ahí con esa música de fondo de llorar glorias pasadas, cuando el Señor nos dice: 'MirA hacia delante y mira lo que tenéis que hacer'", ha agregado.

En el mensaje, que está dirigido al sacerdote claretiano Carlos Martínez Oliveras, director del Instituto Teológico de Vida Religiosa (ITVR) de Madrid, el pontífice ha instado a alejarse del "proselitismo" en la evangelización y sr mostrado preocupado por el hecho de que los jóvenes "pierdan las raíces".

"Mi gran temor es que nuestros jóvenes pierdan las raíces. Tengo miedo de eso", ha afirmado el Papa. Sin embargo se ha dicho convencido de que hay tiempo para recuperar las raíces y "hacer soñar a esos hombres y mujeres para que nos den después a los jóvenes la capacidad de profetizar".

Tras destacar la importancia de este que congreso en vista del Sínodo de obispos del próximo octubre, el pontífice ha destacado que "hoy más que nunca es necesario que los jóvenes tengan un diálogo con los ancianos".

Por eso llamado a establecer un "diálogo entre los abuelos y los nietos".

"Vean la manera de escuchar las inquietudes de los jóvenes y también la de los ancianos. Métanlos juntos y la cosa va a andar bien", ha apuntado Francisco.

"En cuanto al número de vocaciones, que el Señor decida. Nosotros hagamos lo que Él nos pidió: rezar y testimoniar", destacó.

Finalmente ha llamado a los participantes del Congreso a divertirse y a no perder "el sentido del humor".

El Congreso que tiene lugar en Madrid lleva por título "Llamó a los que Él quiso", muy relacionado con el próximo sínodo sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.