El Papa afirma que a Dios no le es indiferente la historia humana y que quiere la paz

Actualizado 01/02/2006 14:04:30 CET

ROMA, 1 Feb. (de la corresponsal de EUROPA PRESS C. Giles) -

El Papa Benedicto XVI afirmó hoy, durante la meditación del Salmo 144 en su audiencia ante 8.000 personas en el aula Pablo VI, que a Dios no le es indiferente la historia humana y que quiere la paz.

Comentando el Salmo, el Papa describió al Señor como "un soberano amoroso, tierno y preocupado por todas sus criaturas" y dijo que a Dios "no le es indiferente la historia humana y que tiene el deseo de realizar un diseño de armonía y paz".

Benedicto XVI comentó, además, que este Salmo "proclama el ingreso de Dios en los asuntos humanos para llevar a toda la realidad creada a la plena salvación".

"No estamos a merced de fuerzas oscuras, ni estamos solos con nuestra libertad, sino que hemos sido confiados a la acción del Señor poderoso y amoroso, que tiene para nosotros un designio, un reino que instaurar", explicó el Papa.

"Este reino no consiste en el poder o el dominio, el triunfo o la opresión, como sucede con frecuencia en los reinos terrenos, sino que es la sede de una manifestación de piedad, ternura y bondad, como afirma el Salmo", añadió el Pontífice.

Al saludar a los dirigentes de la Administración Penitenciaria italiana, el Papa pidió que los individuos de cada sociedad "cumplan el respeto de las normas éticas y civiles".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies