El Papa avisa de que la floreciente industria de la distracción basada en la evasión no concede ni plenitud ni descanso

Publicado 05/09/2018 11:33:58CET

ROMA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha advertido este miércoles 5 de septiembre, durante la audiencia general ante miles de fieles en la Plaza de San Pedro, de que la industria de la distracción floreciente en la actualidad, que se basa en la evasión, no concede ni plenitud ni descanso.

A su juicio, la publicidad diseña el mundo ideal como un gran parque donde todos se divierten" y esto está fomentado además porque "el concepto de vida hoy dominante se centra en la evasión".

Francisco ha criticado la 'imagen modelo' de una persona de éxito, que puede permitirse amplios espacios de placer" cuando este modelo crea "existencias anestesiadas por la diversión" que no es reposo, "sino huida de la libertad". "Las posibilidades de divertirse, cruceros, viajes no dan la plenitud del corazón ni siquiera el descanso", ha agregado.

Así, ha alertado de que el reposo verdadero "no es fácil" porque se confunde con las "existencias anestesiadas por la diversión" que fomentan en realidad "una huida de la libertad".

"Hoy se intenta evadir la realidad buscando una diversión que oculte nuestro descontento. El sentido del auténtico reposo lo encontramos en las palabras del Éxodo: 'Dios hizo el mundo en seis días, y el séptimo descansó'. Ese descanso es la alegría de Dios por su creación, que era muy buena", ha dicho.

"¡Cuánta gente que tiene muchas posibilidades de divertirse no vive en paz con la vida! El domingo es el día para hacer paz con la vida", ha señalado Francisco que ha preguntado a los presentes si se han reconciliado con su propia historia en una catequesis centrada en el precepto del descanso dominical.

En este sentido, ha recalcado que el descanso en el nombre del Señor tiene un motivo preciso que "la contemplación y de la bendición". "El descanso es el momento de la contemplación, de la alabanza, no de la evasión. El descanso como bendición de la realidad", ha agregado.

Finalmente, ha recordado que para los cristianos el día del Señor es el domingo, y es en la eucaristía donde se encuentra "el culmen de esa jornada de contemplación y bendición".

Contador