El Papa conmemora la primera misa no en latín e insiste en que la liturgia no es sólo "una doctrina que comprender"

Publicado 07/03/2015 20:28:14CET

ROMA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha conmemorado la primera misa que no fue celebrada en latín, oficiada por el beato Pablo VI hace hoy 50 años, y ha insistido en que la liturgia no es solo "una doctrina que comprender o un rito a completar".

"No se puede reemplazar con cumplidos religiosos aquello que se le debe al prójimo", ha subrayado Francisco.

Durante su homilía, el pontífice argentino ha explicado que "las celebraciones litúrgicas son un ámbito privilegiado para escuchar la voz del Señor, que guía en el camino de la justicia y de la perfección cristiana".

El Papa ha festejado así el 50 aniversario de la primera misa en italiano celebrada en 1965, en la parroquia de Ognissanti en Roma para recalcar que la liturgia es "una fuente de vida y de luz para el camino de fe".

"El discípulo de Jesús no va a la iglesia sólo para cumplir un precepto, para sentirse bien con Dios al que no se le debe molestar demasiado. Va a la iglesia para encontrarse con el Señor y en su gracia", ha afirmado el obispo de Roma.

Asimismo, el Papa ha recordado la revolución que supuso en la liturgia la figura del beato Pablo VI, autor de la encíclica sobre la defensa de la vida y la familia "Humanae Vitae", al imponer la celebración de la misa en la lengua que hablaba la gente.

"Justo aquí, hace cincuenta años, el beato Pablo VI inauguró, en cierto sentido, la reforma litúrgica con la celebración de la misa en la lengua que hablaba la gente. Espero que esta circunstancia reviva en ustedes todo el amor por la casa de Dios. En ella encontrarán una gran ayuda espiritual", ha señalado finalmente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies