El Papa denuncia la "esclerosis espiritual" de la sociedad moderna que se centra más en la producción que en el amor

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El Papa denuncia la "esclerosis espiritual" de la sociedad moderna que se centra más en la producción que en el amor

El Papa Francisco
EUROPA PRESS
Publicado 13/11/2016 12:39:34CET

ROMA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha denunciado la "esclerosis espiritual" de la sociedad contemporánea que se centra más en la producción que en el amor al tiempo que ha destacado que la indiferencia ante la precariedad y la exclusión implica "darle la espalda a Dios".

Así lo ha afirmado en la misa que ha celebrado en la basílica de San Pedro, con motivo del 'Jubileo de las personas socialmente excluidas', último evento enmarcado en el Año Santo de la Misericordia que concluirá el próximo 20 de noviembre.

"Cuanto mal nos hace fingir que no nos damos cuenta de Lázaro que es excluido y rechazado es darle la espalda a Dios", ha señalado en la homilía ante cientos de personas sin hogar.

En esta línea ha destacado la "trágica contradicción" que impera hoy en día relativa a que "cuanto más aumenta el progreso y las posibilidades, lo cual es bueno, tanto más aumentan las personas que no pueden acceder a ello".

"Un síntoma de esclerosis espiritual es cuando el interés se centra en las cosas que hay que producir, en lugar de las personas que hay que amar", ha señalado el Papa. Y ha agregado: "Así nace la trágica contradicción de nuestra época: cuanto más aumenta el progreso y las posibilidades, lo cual es bueno, tanto más aumentan las personas que no pueden acceder a ello. Es una gran injusticia que nos tiene que preocupar, mucho más que el saber cuándo y cómo será el fin del mundo".

Asimismo, ha subrayado que la "Iglesia apunta la lupa" especialmente "al hermano olvidado y excluido". Y ha añadido: "Por derecho y también por deber evangélico, porque nuestra tarea consiste en cuidar de la verdadera riqueza que son los pobres".

De otro lado, el Pontífice ha pedido a los católicos que no se dejen "engañar por los predicadores apocalípticos". "El que sigue a Jesús no hace caso a los profetas de desgracias, a la frivolidad de los horóscopos, a las predicciones que generan temores, distrayendo la atención de lo que sí importa", ha resaltado en este sentido.
Por último ha instado a los católicos a apartarse de los "oropeles que distraen, de los intereses y los privilegios, del aferrarse al poder y a la gloria, de la seducción del espíritu del mundo"."Que el Señor nos conceda mirar sin miedo a lo que importa, dirigir el corazón a él y a nuestros verdaderos", ha dicho finalmente.

En el marco de clausura del Año Jubilar de la Misericordia hoy se cerrarán algunas de las puertas santas en iglesias que se abrieron el pasado 8 de diciembre cuando comenzó el Jubileo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies