El Papa se despide de los británicos tras un viaje histórico y cuatro días de calurosa acogida

 

El Papa se despide de los británicos tras un viaje histórico y cuatro días de calurosa acogida

Actualizado 19/09/2010 21:56:25 CET

BIRMINGHAM, 19 Sep. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Darío Chimeno) -

Benedicto XVI ha concluido esta tarde, a las 18.45 hora local, su viaje oficial al Reino Unido tras cuatro jornadas en las que ha pronunciado discursos en todos los foros de la sociedad británica y en las que por primera vez en la historia un Papa visita a la Abadía de Westminster y al Parlamento británico.

El Santo Padre ha puesto fin, en el aeropuerto de Birmingham, a su primera visita oficial a Gran Bretaña, la segunda vez que un Papa pisa suelo inglés en la historia. David Cameron, Primer ministro británico, ha despedido al Santo Padre, con un sincero mensaje de agradecimiento.

Acto seguido, el Papa también pronunció un breve discurso en el que ha dicho haberse sentido "particularmente honrado" por ser recibido y ser escuchado en todas los instituciones y estamentos de la sociedad británica: la Reina Madre, el Arzobispo de Canterbury, representantes de todas las confesiones cristianas, líderes de otras religiones, el mundo de la educación, jóvenes, niños, ancianos, políticos, intelectuales, etc. Según fuentes del Vaticano, unas 600.000 personas han acogido al Papa en los diferentes actos, siendo el más multitudinario el de Hyde Park de Londres, al que asistieron, según el portavoz Federico Lombardi más de 200.000 personas.

En concreto, ha hecho referencia al acto que tuvo lugar en el Westminster Hall cuando habló a los representantes de las dos Cámaras, la primera vez que un Papa lo hacía. Así como fue la primera vez que un Romano Pontífice ha entrado en la Abadía de Westminster. En este sentido, el Papa ha deseado "sinceramente" que estos encuentros "contribuyan a confirmar y fortalecer las excelentes relaciones entre la Santa Sede y el Reino Unido, especialmente en la cooperación para el desarrollo internacional, el cuidado del medio ambiente y la construcción de una sociedad civil con un renovado sentido de valores compartidos y metas comunes".

Cuatro jornadas en las que los fieles británicos se ha volcado para dar una acogida calurosa, que tuvo tres momentos especiales: la misa en Bellahouston Park (Glasgow); la ceremonia en la Catedral Católica de Westminster; y el acto multitudinario de Hyde Park.

La beatificación del Cardenal Newman, con la presencia de más de 60.000 personas, ha sido calificada por el propio Papa como "especialmente conmovedor" y ha asegurado que "con su vasto legado de escritos académicos y espirituales, tiene todavía mucho que enseñarnos sobre la vida y el testimonio cristiano en medio de los desafíos del mundo actual, desafíos que él previó con sorprendente claridad".

La cuestión de los casos de abusos sexuales también ha estado presente en este viaje, hablando expresa y largamente de ello en tres discursos. El Santo Padre ha manifestado pesar al decir que " socava gravemente la credibilidad moral de los Pastores de la Iglesia", en su último discurso a los obispos británicos. Pero ha dicho también, que "la mejor manera de reparar estos pecados es acercarse, con un espíritu humilde de compasión, a los niños que siguen sufriendo abusos en otros lugares".

Por último y como es habitual en las visitas oficiales, el Santo Padre ha querido mandar un telegrama desde el vuelo papal en el que ha querido manifestar "mi profundo agradecimiento a su Majestad la Reina Isabel II por la calurosa acogida de su gobierno y el pueblo británico".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies