El Papa destaca del cardenal Suquía su gran dedicación a la causa del Evangelio y profundo amor a la Iglesia

Actualizado 14/07/2006 16:01:10 CET

ROMA, 14 Jul. (de la corresponsal de EUROPA PRESS C. Giles) -

El Papa Benedicto XVI envió un telegrama de pésame tras el fallecimiento del arzobispo emérito de Madrid, el cardenal Ángel Suquía Goicoechea, del que valoró "la gran dedicación a la causa del Evangelio y el profundo amor a la Iglesia".

En el telegrama enviado al arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela, el Papa se mostró "profundamente entristecido por la muerte del querido cardenal, después de una larga enfermedad vivida con gran serenidad".

"Me uno a todos para encomendar a la misericordia del padre celestial a este celoso pastor que con tanta caridad pastoral ha servido a su pueblo", añadió Benedicto XVI.

El Pontífice después recordó la "generosa e intensa labor ministerial, primero como obispo de Almería, luego como obispo de Málaga, arzobispo de Santiago de Compostela, y más tarde como arzobispo de la archidiócesis de Madrid-Alcalá, siendo también durante algunos años presidente de la conferencia episcopal española, testimonia su gran dedicación a la causa del Evangelio, a la vez que da prueba de su profundo amor a la Iglesia".

El telegrama termina con la bendición apostólica a la comunidad eclesial de Madrid "en estos momentos de dolor en el que llora a su amado pastor".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies