El Papa dice que las tecnologías pueden "obstaculizar" la comunicación en la familia si se usan para "aislarse"

Publicado 23/01/2015 13:46:49CET

Asegura que "la familia sigue siendo un gran recurso y no sólo un problema o una institución en crisis"

ROMA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco ha indicado que los medios de comunicación más modernos y las nuevas tecnologías pueden suponer un "obstáculo" para la comunicación en la familia si se utilizan para "aislarse" o bien pueden "favorecer" esta comunicación si se emplean para "permanecer en contacto, agradecer o pedir perdón".

"La pueden obstaculizar (la comunicación en la familia) si se convierten en un modo de sustraerse a la escucha, de aislarse de la presencia de los otros, de saturar cualquier momento de silencio. La pueden favorecer si ayudan a contar y compartir, a permanecer en contacto con quienes están lejos, a agradecer y a pedir perdón, a hacer posible una y otra vez el encuentro", precisa en su mensaje con motivo de la XLIX Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

En este sentido, Francisco explica que si se redescubre cotidianamente el encuentro como "centro vital", las familias sabrán "orientar su relación con las tecnologías, en lugar de ser guiados por ellas".

Bajo el lema 'Comunicar la familia: ambiente privilegiado del encuentro en la gratuidad del amor', el Papa explica en su mensaje que la familia es "el primer lugar donde se aprende a comunicar" y que los padres son "los primeros educadores", pero aclara que en este nuevo campo de las tecnologías "la comunidad cristiana está llamada a ayudarles".

El Pontífice también indica que "no existe la familia perfecta" pero matiza que "no hay que tener miedo a la imperfección, a la fragilidad, ni siquiera a los conflictos" sino "aprender a afrontarlos de manera constructiva". Así, según señala, la familia se convierte en "una escuela de perdón".

"Un niño que aprende en la familia a escuchar a los demás, a hablar de modo respetuoso, expresando su propio punto de vista sin negar el de los demás, será un constructor de diálogo y reconciliación en la sociedad", subraya.

El Papa también se refiere a las familias con hijos afectados por una o más discapacidades para afirmar que "tienen mucho que enseñar" en materia de "límites y comunicación" porque pueden convertirse en "un estímulo para abrirse, compartir, comunicar de modo inclusivo" y "ayudar a la escuela, la parroquia, las asociaciones a que sean más acogedoras con todos, a que no excluyan a nadie".

Por otro lado, el Pontífice destaca que "en un mundo donde tan a menudo se maldice, se habla mal, se siembra cizaña, se contamina con habladurías, la familia puede ser una escuela de comunicación como bendición".

Precisamente, puntualiza que allí donde "parece que prevalece inevitablemente el odio y la violencia, cuando las familias están separadas entre ellas por muros de piedra o por los muros no menos impenetrables del prejuicio y del resentimiento", el único modo de solucionarlo es "bendecir en lugar de maldecir, visitar en vez de rechazar, acoger en lugar de combatir".

Finalmente, Francisco indica que "el desafío" de hoy es "volver a aprender a narrar, no simplemente a producir y consumir información" pues, a su juicio, "a menudo simplifica, contrapone las diferencias y las visiones distintas, invitando a ponerse de una u otra parte, en lugar de favorecer una visión de conjunto".

Concretamente, sobre la familia, apunta que los medios "tienden en ocasiones a presentarla como si fuera un modelo abstracto que hay que defender o atacar; o como si fuera una ideología de uno contra la de algún otro" cuando, para el Papa "la familia sigue siendo un gran recurso y no sólo un problema o una institución en crisis".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies