El Papa Francisco a los cardenales en la Misa por San Jorge: "¡Gracias! Me siento bien acogido por vosotros"

 

El Papa Francisco a los cardenales en la Misa por San Jorge: "¡Gracias! Me siento bien acogido por vosotros"

Actualizado 23/04/2013 16:28:33 CET

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco ha asegurado a los cardenales presentes en Roma que han asistido a la Misa celebrada este martes a las 10,00 horas en la Capilla Paulina del Palacio Apostólico con motivo de la memoria litúrgica de San Jorge, su onomástica, que se siente "bien acogido" por todos ellos.

"Gracias también a vosotros por haber querido venir hoy. ¡Gracias! Porque yo me siento bien acogido por vosotros. ¡Gracias! Me siento bien con vosotros y eso me gusta", ha señalado antes de comenzar la homilía en respuesta a la felicitación que el cardenal decano del Colegio cardenalicio, Angelo Sodano, le ha trasladado en nombre de los presentes con motivo de su santo.

Durante la homilía, el Papa Francisco ha destacado tres ideas de la lectura: el arranque misionero de la Iglesia con la persecución en Jerusalén, la Iglesia como madre que da la fe y la identidad y la alegría de la evangelización.

"Estos cristianos habían llegado hasta Fenicia, Chipre y Antioquía y proclamaban la Palabra. Tenían ese fervor apostólico dentro y ¡la fe se transmite así! Algunas personas de Chipre y de Cirene --no ellos, sino otros que se habían convertido en cristianos-- fueron a Antioquía y comenzaron a hablar también a los griegos. Un paso más. Y la Iglesia sigue adelante así. ¿De quién es la iniciativa de hablar con los griegos, cosa que no se comprende, porque predicaban sólo a los Judíos? Es cosa del Espíritu Santo que empuja más, más y más siempre", ha apuntado.

No obstante, según ha recordado, en Jerusalén, al escuchar esto, alguno se sintió "un poco nervioso" y envió a Barnaba en una "visita apostólica" que se podría considerar, según ha indicado el Papa Francisco con "sentido del humor", el comienzo teológico de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Y de esta forma, según ha añadido, la Iglesia se hace "Madre" de más fieles, "Madre que da la fe, que da la identidad". Sin embargo, ha advertido de que la identidad cristiana no es un carné de identidad sino una "pertenencia a la Iglesia" porque "encontrar a Jesús fuera de la Iglesia no es posible".

En este punto, el Papa Francisco ha citado al "gran" Pablo VI que decía que es "una dicotomía absurda" querer vivir con Jesús sin la Iglesia, seguir a Jesús fuera de la Iglesia, amar a Jesús sin la Iglesia. "Si no somos ovejas de Jesús, la fe no viene, es una fe como el agua de rosas, una fe sin sustancia", ha precisado.

Por otro lado, Francisco ha destacado el momento de la lectura en que Barnaba vio a la multitud y sintió alegría. "Es la alegría propia de la evangelización, es como decía Pablo VI, la dulce y reconfortante alegría de la evangelización", ha señalado el Papa, al tiempo que ha recordado que esta alegría comienza con una persecución, con una "tristeza grande". "Así es la vida de la Iglesia", ha añadido.

"Si queremos ir por el camino de lo mundano, negociando con el mundo --como quisieron hacer los Macabeos, quienes fueron tentados-- nunca tendremos el consuelo del Señor. Y si buscamos solo el consuelo, será un consuelo superficial, no el del Señor, será un consuelo humano. La Iglesia está siempre entre la Cruz y la Resurrección, entre las persecuciones y el consuelo del Señor. Y este es el camino: los que van por este camino no se equivocan", ha remarcado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies