El Papa Francisco pedirá perdón y escuchará a las tres víctimas de abusos chilenas que le visitarán este fin de semana

FILE PHOTO: Pope Francis leads the Chrism Mass on Holy Thursday during which sac
REUTERS / STEFANO RELLANDINI
Publicado 25/04/2018 13:57:32CET

ROMA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco recibirá este fin de semana en la Casa Santa Marta del Vaticano a tres víctimas de abusos cometidos por parte de miembros del clero en Chile, para "pedirles perdón" y escuchar sus sugerencias. Además, el Pontífice espera que este encuentro suponga un "paso crucial" para evitar que estos abusos se repitan en el futuro en el seno de la Iglesia católica.

"El próximo fin de semana, el Santo Padre acogerá en la Casa Santa Marta a tres víctimas de abusos cometidos por el Clero en Chile: respectivamente, Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo", ha informado el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, en respuesta a las preguntas de algunos periodistas.

Asimismo, ha indicado que el Papa agradece a estas personas que hayan aceptado su invitación. "Durante estos días de encuentro personal y fraterno, el Papa quiere pedirles perdón, compartir su dolor y su vergüenza por lo que han sufrido y, sobre todo, escucharles en todas aquellas sugerencias que puedan realizarle para evitar la repetición de semejantes hechos reprobables", ha apostillado.

Francisco recibirá a las víctimas individualmente, permitiendo hablar a cada uno de ellos todo el tiempo que sea necesario, según ha agregado el portavoz del Vaticano.

Asimismo, Burke ha precisado que "el Santo Padre pide oraciones por la Iglesia de Chile en este momento doloroso, esperando que estos encuentros puedan desarrollarse en un clima de serena confianza y sean un paso crucial para remediar y evitar para siempre los abusos de conciencia, de poder y, particularmente, sexuales en el seno de la Iglesia".

"GRAVES EQUIVOCACIONES DE VALORACIÓN"

Las víctimas pasarán varias horas con el Papa en una visita que tiene lugar después de una carta extraordinaria del 11 de abril, en la que Francisco reconoció haber cometido "graves equivocaciones de valoración" en el caso que ha implicado al obispo de Osorno, Juan Barros, por haber supuestamente encubierto los abusos sexuales cometidos por el sacerdote Fernando Karadima.

En la carta, Francisco dijo que hubo "falta de información veraz y equilibrada" sobre la situación en Chile, invitó al Vaticano a las víctimas y convocó a todos los obispos de Chile a un encuentro.

Juan Carlos Cruz, que ahora vive en Estados Unidos, fue víctima del reverendo Fernando Karadima, quien fue declarado culpable en una investigación de Vaticano en 2011 por abusar de niños en Santiago en las décadas de los setenta y los ochenta.

Cruz y otras víctimas han acusado al obispo Juan Barros de Osorno, en el sur de Chile, de haber presenciado los abusos por parte de Karadima, quien fue su mentor en Santiago.

Karadima, que tiene 87 años y todavía vive en Chile, siempre ha negado las acusaciones, mientras que Barros aseguró que no tenía conocimiento de ninguna conducta inapropiada.