El Papa invita a los jóvenes en Chile a cambiar la sociedad: "Madurar no es aceptar la injusticia"

El Papa Francisco en Chile
REUTERS
Actualizado 17/01/2018 23:31:14 CET

ROMA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha invitado a los jóvenes a cambiar la sociedad y a participar en la vida de la Iglesia durante un encuentro en el Santuario Nacional de Maipú, en su tercer día en Chile.

Francisco ha subrayado que "madurar no es aceptar la injusticia" ni tampoco implica resignación. "Eso es corrupción", ha subrayado mientras que les ha instado a que no se dejen "callar".

"Sean los protagonistas del Chile que sus corazones sueñan. Hay muchas buenas ideas en el corazón y la mente de los jóvenes. Al problema lo tenemos los grandes, cuando pensamos que ya van a madurar y se van a corromper", ha dicho el pontífice en uno de los baños de masas más multitudinarios del viaje.

Ante miles de fieles y con un lenguaje muy juvenil, el Papa ha reclamado a los jóvenes a no quedarse "sin conexión", o sin "batería", sino a volver a conectarse, a encontrar "la señal" a través una "contraseña": Jesús. Además, los ha animado a ser "patriotas, no patrioteros", y "protagonistas de la historia" en un discurso varias veces interrumpido por aplausos.

"Charlando un día con un joven le pregunté qué lo ponía de mal humor. Él me dijo: 'Cuando al celular se le acaba la batería o cuando pierdo la señal de Internet'. Le pregunté: '¿Por qué?'. Me responde: 'Padre, es simple, me pierdo todo lo que está pasando, me quedo fuera del mundo, como colgado. En esos momentos, salgo corriendo a buscar un cargador o una red de wifi y la contraseña para volverme a conectar'", ha explicado.

Y ha manifestado a continuación: "Sin conexión, sin la conexión con Jesús, terminamos ahogando nuestras ideas, nuestros sueños, nuestra fe y nos llenamos de mal humor. De protagonistas -que lo somos y lo queremos ser- podemos llegar a sentir que vale lo mismo hacer algo que no hacerlo. Quedamos desconectados de lo que está pasando en el mundo. Comenzamos a sentir que quedamos 'fuera del mundo', como me decía ese joven. Me preocupa cuando, al perder 'señal', muchos sienten que no tienen nada que aportar y quedan como perdidos".

Asimismo, les ha pedido que hablen con valentía y digan lo que sienten: "Ustedes son los únicos que pueden cambiar la sociedad. Apúrense a encontrar lo que tienen para aportar porque el mundo, la patria y la sociedad los necesita".

Finalmente, les ha dicho que todos y cada uno de ellos tienen "algo que aportar" al mundo y les ha invitado a no "perder esa conexión".