El Papa invita a los jóvenes a "hablar sin vergüenza" y a tener "cara dura" porque la Iglesia debe escucharlos

Publicado 19/03/2018 13:55:38CET

ROMA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha invitado a los jóvenes a hablar sin vergüenza" y a tener "cara dura" porque la Iglesia debe escucharlos. Lo ha hecho ante cerca de cerca de 300 jóvenes de todo el mundo, de varias confesiones religiosas y también no creyentes, que se reúnen desde este lunes 19 de marzo y hasta el próximo 24 de marzo en el Pontificio Colegio Maria Mater Ecclesia de Roma para preparar el Sínodo de Obispos que tendrá lugar en octubre.

"Aquí la vergüenza se deja detrás de la puerta, se habla con coraje", ha subrayado Francisco, que ha inaugurado las sesiones de trabajo este lunes con un discurso en el que también ha lamentado que en la sociedad actual se "idolatre la juventud" pero a la vez los jóvenes sean excluidos de ser los protagonistas.

"Con frecuencia, se habla de los jóvenes sin preguntarles. Incluso los mejores análisis sobre el mundo juvenil, aún siendo útiles, no sustituyen la necesidad del encuentro cara a cara", ha señalado.

Por ello, ha recalcado que en la Iglesia no debe ser así al tiempo que ha asegurado que "esta reunión pre-sinodal quiere ser signo de algo grande: la voluntad de la Iglesia de escuchar a muchos jóvenes, que ninguno quede excluido".

Para el Papa, la exclusión de la juventud es un "pecado social" que fomenta el desempleo en algunos países europeos y les lleva en muchas ocasiones a "la depresión", a la "dependencia" de drogas, al suicidio, a ser rebeldes o "incluso a unirse al Estado Islámico para buscar un sentido a su vida". "Esto es un pecado social, la sociedad es responsable de esto", ha acotado.

Por otro lado, ha resaltado la importancia de la aportación de los jóvenes en esta reunión para preparar el Sínodo de los Obispos, sobre todo porque "también será un llamamiento dirigido a la Iglesia, para que redescubra un renovado dinamismo juvenil". "Vosotros nos hacéis salir de la lógica del 'siempre se ha hecho así' para estar en modo creativo en la senda de la auténtica tradición cristiana", ha dicho.

El Pontífice ha reconocido al leer algunos de los correos electrónicos del cuestionario reenviado por los jóvenes a la Secretaría del Sínodo se ha sentido "emocionado" por el llamamiento que ha sido "lanzado por algunos de los diferentes jóvenes que piden a los adultos que permanezcan cerca de ellos y que les ayuden a tomar las decisiones importantes". De este modo, ha señalado que la Iglesia debe "aprender nuevas modalidades de presencia y de cercanía".

El cuestionario lanzado por el Vaticano para conocer las expectativas de los jóvenes ante la vida que servirá para poder preparar la próxima Asamblea de los Obispos que se celebrará en octubre de este año en torno al tema 'Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional' fue contestado por cerca de 221.000 jóvenes de todo el mundo. Las respuestas y las conclusiones de estas reuniones servirán para la redacción del Documento de trabajo o "Instrumentum laboris", punto de referencia para la discusión de los Padres sinodales en 2018.