El Papa llama a proponer a la sociedad una "pastoral renovada" que invite a reencontrarse con Dios

El Papa Francisco en la plaza de San Pedro del Vaticano
REUTERS
Publicado 07/04/2018 15:30:36CET

ROMA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha llamado a proponer a la sociedad una "pastoral renovada" que invite a reencontrarse con Dios en una audiencia este sábado 7 de abril con una delegación de la Asociación Clerical de la Comunidad Emmanuel.

"Esta misericordia del Señor, siempre presente cerca de su pueblo, pide ser propuesta con un entusiasmo nuevo a través de una pastoral renovada, para poder tocar los corazones de las personas y animarlas a reencontrar el camino de retorno al Padre", ha especificado Francisco.

Durante su discurso también les ha invitado a hacer descubrir, con un nuevo entusiasmo, la misericordia de Dios a los hombres y las mujeres de hoy. Por ello ha instado a los presentes: "Hagan descubrir a los hombres y las mujeres de nuestro tiempo, donde quiera que el Espíritu los envíe, la misericordia de Dios que nos ha amado hasta el punto de habitar en medio de nosotros".

También ha señalado que donde esté presente la comunidad cristiana se debe manifestar "la misericordia del Padre, en particular hacia los más pobres -en el corazón y el cuerpo- curando sus heridas con el consuelo del Evangelio, con la solidaridad y la atención".

Y ha agregado: "El carisma de la Comunidad del Emmanuel está inscrito en su nombre: El Emmanuel, Dios con nosotros. Es esencialmente de la contemplación del misterio de la encarnación, en particular de la adoración eucarística, que alcanzan el dinamismo misionero para anunciar la Buena Noticia a todos aquellos a quien Jesús ofrece su amistad".

El Santo Padre también ha exhortado a los miembros de la Comunidad Emmanuel a "transmitir la alegría del Evangelio a cuantos no la conocen o la han perdido y sean protagonistas de la 'Iglesia en salida', que está en lo más alto de mis deseos".

Finalmente, ha especificado que es necesario mantener "una relación siempre estrecha con la rica realidad de la parroquia del lugar en el que viven" e "integrarse de buen agrado en la pastoral orgánica de la Iglesia particular".