El Papa pide imitar la actitud de las mujeres discípulas de Jesús frente a los discípulos que callaron

Publicado 31/03/2018 22:11:35CET

ROMA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha pedido imitar a las mujeres que eran discípulas de Jesús y dejar que Jesús venza esa "pusilánime actitud" que sepulta todo tipo de esperanza para entrar en el Misterio de la Resurrección durante la misa de la Vigilia Pascual celebrada en la basílica de San Pedro, en la que además ha bautizado a 8 adultos provenientes de Albania, Italia, Nigeria, Perú y Estados Unidos.

De hecho, Francisco ha comparado la actitud de las mujeres con la de los discípulos que callaron "frente a las calumnias y al falso testimonio que sufrió el Maestro". "El discípulo de hoy, enmudecido ante una realidad que se le impone haciéndole sentir, y lo que es peor, creer que nada puede hacerse para revertir tantas injusticias que viven en su carne nuestros hermanos", ha añadido.

Durante la solemne ceremonia que para los católicos simboliza la espera a la Resurrección de Jesús, el pontífice ha especificado que celebrar la Pascua es una invitación a romper las rutinas y renovar la "vida" que va dirigida a todos. "¿Queremos tomar parte de este anuncio de vida o seguiremos enmudecidos ante los acontecimientos?", ha preguntado.

Y ha manifestado: "¡Cuánto necesitamos dejar que nuestra fragilidad sea ungida por esta experiencia, cuánto necesitamos que nuestra fe sea renovada, cuánto necesitamos que nuestros miopes horizontes se vean cuestionados y renovados por este anuncio!".

Por ello, ha lamentado las actitudes de quien está "atolondrado por estar inmerso en una rutina aplastante que le roba la memoria, silencia la esperanza y lo habitúa al siempre se hizo así".

Frente a esto, el Pontífice ha dejado claro que celebrar la Pascua es "volver a creer que Dios irrumpe y no deja de irrumpir" en la vida de las personas desafiando sus "conformantes y paralizadores determinismos". En este sentido, ha recalcado que Jesús resucitó de la muerte para hacer a los hombres tomar parte de su obra salvadora. Y ha indicado a este respecto: "Este es el fundamento y la fuerza que tenemos los cristianos para poner nuestra vida y energía, nuestra inteligencia, afectos y voluntad en buscar, y especialmente en generar, caminos de dignidad. ¡No está aquí... ha resucitado! Es el anuncio que sostiene nuestra esperanza y la transforma en gestos concretos de caridad".

Por ello, ha explicado que "la tumba vacía quiere desafiar, movilizar, cuestionar" pero especialmente quiere animar "a creer y a confiar que Dios acontece en cualquier situación, en cualquier persona, y que su luz puede llegar a los rincones menos esperados y más cerrados de la existencia".

El rito de la Vigilia Pascual ha comenzado con la bendición del fuego en el que el Papa marca con un punzón la primera y la última letra del alfabeto griego, alfa y omega, símbolos de la eternidad, además de las cifras del año en curso en el Cirio Pascual. Después se ha celebrado la "liturgia de la Palabra" y por último la "Liturgia Bautismal".