El Papa reitera su mensaje de no violencia en la resolución de los conflictos

Publicado 15/12/2016 15:27:29CET

ROMA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha reiterado su consejo de no usar la violencia en la resolución de los conflictos, sino adoptar un estilo pacífico, que "no es sinónimo de debilidad y pasividad" sino que presupone "fuerza de ánimo, valentía y capacidad de afrontar las cuestiones y los conflictos con honestidad intelectual".

Francisco ha hecho estas consideraciones en el encuentro que ha tenido esta jueves 15 de diciembre con los nuevos embajadores de Suecia, Fiji, Moldavia, Mauricio, Túnez y Burundi. "Los que cubren cargos institucionales en el ámbito nacional o internacional, están llamados a asumir en la propia conciencia y en el ejercicio de sus funciones, un estilo no violento", ha señalado.

Como ya hiciera en su Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, que se celebra el próximo 1 de enero, el Papa ha apelado a la búsqueda del "bien común antes y más que cualquier interés de parte tanto ideológico, como económico y político".

Se trata, según ha dicho el Papa, de una "misión esencialmente religiosa" que, sin embargo, "asume en la historia también la dimensión de las relaciones con los Estados y sus gobernantes".

"La no violencia es un ejemplo típico de valor universal que encuentra en el Evangelio de Cristo su cumplimiento pero que pertenece también a otras nobles y antiguas tradiciones espirituales. En este mundo de hoy, la elección de la no violencia como estilo de vida se vuelve cada vez más una exigencia de responsabilidad a todos los niveles, de la educación familiar, al compromiso social y civil, hasta la actividad política y a las relaciones internacionales", ha destacado.

Así, ha reivindicado su propuesta de "rechazar la violencia como método de resolución de los conflictos y afrontarlos siempre mediante el diálogo y la negociación". Por otro lado, ha asegurado que en el siglo pasado, devastado por guerras y genocidios de "proporciones inauditas" se recuerda también "ejemplos" luminosos de cómo la no violencia puede obtener resultados importantes también en el plano social y político.

Finalmente, el Pontífice ha señalado que es su deseo y el de la Santa Sede llevar adelante juntos con los Gobiernos de esos países este proceso de promoción de la paz, como también de los otros valores que contribuyen al desarrollo integral del ser humano y de la sociedad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies