El Parlamento canario se pone a disposición de las iniciativas de recuperación del obispado en La Laguna

Actualizado 25/01/2006 15:27:40 CET

TENERIFE, 25 Ene. (EP/IP) -

El pleno del Parlamento de Canarias aprobó hoy una declaración institucional en la expresó su total disposición a cuantas iniciativas se lleven a cabo para la recuperación de la sede del Obispado de la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna, el palacio de Salazar.

La Cámara se unió así al "enorme dolor que sienten todos los canarios" por esta pérdida patrimonial, histórica y cultural.

La sede el Obispado, situada en la ciudad de La laguna, patrimonio de la humanidad, según la declaración institucional, no sólo es un edificio declarado bien de interés cultural y catalogado como monumento nacional sino que, además, es un inmueble de incalculable valor patrimonial que ha sido, y seguirá siendo, clave para a historia política, social, económica y religiosa de la Comunidad Autónoma de Canarias y emblema de una ciudad que van hacia el futuro.

Observar cómo las llamas arrasan parte de "nuestra historia", según expresó el presidente del Parlamento, Gabriel Mato, produce un sentimiento "desgarrador" que no puede, ni debe, superarse sólo con la reconstrucción material del edificio. Contra este sentimiento de impotencia y dolor, no queda otra solución que mirar hacia el futuro con el esperanzador deseo de que pronto este palacio episcopal del siglo XVII vuelva abrir sus puertas para continuar escribiendo un nuevo capítulo de la historia de Canarias.

Una nueva historia que deberá reconstruirse con el apoyo y solidaridad de todo el pueblo canario, tal y como ha sabido demostrar en numerosas ocasiones. Porque el patrimonio histórico y cultural de Canarias es común a así lo han entendido siempre los canarios.

En este sentido, también las instituciones "debemos seguir dando ejemplo y estar unidas para la reconstrucción de lo perdido, para la defensa de nuestra cultura y para la lucha común en bien de nuestro patrimonio".

Esta institución "se pone a disposición de todas aquellas iniciativas que sirvan para paliar, de forma más efectiva, lo sucedido en la sede del Obispado de la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna". El trabajo que queda por hacer es complejo, laborioso y tardará varios años en ser completado. Por ello, el Parlamento de Canarias se pone a disposición, y anima a las instituciones, a que, desde ya, se dieseñen todas aquellas actuaciones necesarias para la pronta reconstrucción de este palacio episcopal.