Pedraz concluye la investigación del Alakrana sin averiguar quién pagó el rescate

Secuestro del buque Alakrana
Ministerio de Defensa
Actualizado 19/07/2010 18:28:05 CET

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha concluido la investigación del secuestro del atunero 'Alakrana', manteniendo como procesados a los dos presuntos piratas que fueron detenidos dos días después de que el pesquero español fuera capturado frente a las aguas de Somalia y sin averiguar quién pagó el rescate para su liberación, el pasado 17 de noviembre.

Según informaron fuentes jurídicas, Pedraz ha cerrado por segunda vez la instrucción --después de que la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal le ordenara el pasado febrero reabrirla para la práctica de nuevas diligencias-- y ha mantenido los 36 delitos de detención ilegal y uno de robo con violencia y uso de armas por los que serán juzgados los dos corsarios, Cabdullahi Cabduwily, alias 'Abdu Willy', y Raageggesey Hassan Aji.

Además, el juez decano de la Audiencia Nacional también ha concluido la investigación del pago del rescate, que en un primer momento separó de la causa de los dos piratas, dado que no existe ningún indicio que permita averiguar quién estuvo detrás de las gestiones.

En el marco de la investigación de este asunto, Pedraz remitió dos requerimientos al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para solicitarle que identificara a las "personas, empresas, grupos y bufetes nacionales o internacionales" que pudieron participar como "intermediarios o destinatarios" en el pago del rescate que habría permitido la liberación del atunero, después de 47 días en manos de los piratas, y que los propios corsarios habían elevado a 2,7 millones de euros.

El CNI se negó a facilitar la información al titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, alegando que se se trataba de información secreta que debía ser desclasificada previamente el Consejo de Ministros. Sin embargo, este trámite no ha sido solicitado al juez por la Fiscalía ni por la acusación particular, por lo que Pedraz no se ha dirigido al Gobierno.

De esta manera, al no existir datos sobre el pago del rescate y no poder seguir avanzando en la investigación de esta causa, el juez la ha dado por concluida.

PODRÁN SER JUZGADOS POR ASOCIACION ILICITA

En relación con la petición de algunos de los marineros que fueron víctimas del secuestro para que se atribuyera también a los dos piratas el delito de asociación ilícita, el magistrado considera que no es el momento procesal para modificar la calificación, sobre la que deberá pronunciarse ahora el Ministerio Público.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ordenó el pasado 9 de febrero al juez Pedraz que reabriera la investigación que instruía contra los dos supuestos piratas y que había concluido el 17 de noviembre, coincidiendo con la liberación del atunero, para determinar, entre otras cosas, si pertenecían a una banda organizada.

La reapertura de la investigación y la posterior práctica de nuevas pruebas fueron solicitadas por cuatro de los ocho marineros españoles que sufrieron el secuestro: el jefe de máquinas del 'Alakrana', Victor Bilbao, y los marineros Andoni Gotxi, Gaizka Iturbe y Francisco Veladez.

La consideración de los piratas como miembros de una banda organizada podría abrir la puerta a que fueran condenados por delitos de terrorismo, lo que, según algunas fuentes jurídicas consultadas, abriría la puerta para que los secuestrados pudieran percibir una indemnización por su condición de víctimas.

En el marco de esta investigación, tras la reapertura de la instrucción, Pedraz libró un oficio a la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía para que investigara si existe alguna "posible vinculación" entre el grupo de piratas que secuestró el 'Alakrana' y la red terrorista Al Qaeda, tal y como apuntaba un informe policial.

Sin embargo, finalmente, el juez Santiago Pedraz ha concluido por segunda vez la investigación sin imputar a los dos piratas ningún delito de asociación ilícita ni terrorismo, a pesar de que el juez central de instrucción número 5, Baltasar Garzón, que le sustituyó en los primeros días de la investigación, les atribuyó indiciariamente su pertenencia a un grupo denominado 'Burcad Badeed', cuya traducción literal es 'Los que roban en el mar'.

No obstante, según indicaron fuentes jurídicas, los dos piratas pueden ser juzgados por algunos de estos delitos si así lo solicita la Fiscalía en el escrito que deberá remitir a la Sección Cuarta de la Sala de lo Pena, que preside Angela Murillo, después de que dicte la apertura de juicio oral. Una vez se presenten los escritos de la defensa y la acusación, se señalará la vista en la que serán juzgados 'Abdu Willy' y 'Raageggesey'.

Ambos fueron capturados por dos equipos de asalto de la fragata 'Canarias' el día 4 de octubre, dos días después de que fuera apresado el atunero español, cuando se alejaban del pesquero en un esquife. Fueron trasladados a España y el juez Garzón dictó prisión provisional en su contra el 13 de octubre.

Además del asunto de la asociación ilícita, la Sección Cuarta instó al juez a la realización de otras diligencias que también consideraba "ineludibles" para la causa. En concreto, el tribunal acordó que los forenses de la Audiencia Nacional sometieran a los marineros a un examen médico en el que se pudieran acreditar los daños psicológicos y físicos que sufrieron a consecuencia del cautiverio.

También ordenaron a Pedraz que volviera a tomar declaración a los 16 tripulantes españoles que fueron retenidos y a los que ya había interrogado, aunque, según los marineros, en el marco de la causa que investigaba el rescate. Sin embargo, el juez descartó volver a interrogarlos.