El permiso de paternidad de un mes es ya una realidad pero le falta más flexibilidad

 

El permiso de paternidad de un mes es ya una realidad pero le falta más flexibilidad

Publicado 18/03/2017 12:02:39CET

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (Ppiina) prevé una adopción "masiva" del permiso de paternidad tras la entrada en vigor de la ampliación de dos semana a un mes el pasado mes de enero, según ha explicado la coportavoz de la organización, María Pazos.

Pazos ha señalado que los datos de la Seguridad Social de los últimos años muestran una adopción creciente de este permiso por parte de los trabajadores españoles (entre 2015 y 2016 se incrementó en un 2,37% el número de permisos tramitados) y se ha mostrado convencida, a falta de los datos del primer trimestre que saldrán en abril, de que con el nuevo permiso por paternidad seguirá ampliándose el arraigo.

"Es demasiado pronto para saber que ha pasado pero la previsión que tenemos es que se las van a tomar masivamente las cuatro semanas como se están tomando el permiso de paternidad de dos semanas", ha indicado.

Según la organización, en la actualidad en torno a un 87% de los padres de recién nacidos solicitan el permiso por paternidad. Según la organización, en todo caso este porcentaje se sitúa "por encima del 80%", aunque reconoce que es un dato difícil de precisar debido, por ejemplo, a que no todos los recién nacidos tienen un padre con trabajo y en otras ocasiones se producen situaciones que pueden dificultar el cálculo exacto.

Pazos ha aplaudido la adopción de este permiso por parte de los trabajadores españoles y ha recordado que en un principio "se decía que los padres no lo utilizarían porque las empresas presionarían para evitarlo". "Y efectivamente, les presionan, pero un permiso pagado al 100% y para una cosa que es importante...", ha señalado.

FALTA FLEXIBILIDAD

En todo caso, ha puesto de relieve los defectos que, a su juicio, tiene el sistema actual, empezando por una falta de "flexibilidad" de la regulación actual del derecho que, según ha indicado, impide que los padres puedan separar su permiso en dos fases para sustituir a la madre durante el postparto y utilizar el tiempo restante una vez ha concluido el permiso por maternidad.

"Cuando eran dos semanas era lógico que se tomaran al principio, porque la madre se está recuperando y el padre tiene que cuidar al recién nacido y tiene que cuidar al resto de la prole. Lo que está muy mal hecho es que esas dos semanas, que ahora son cuatro, la ley dice que tienen que ser ininterrumpidas. Lo que proponemos, en cambio, es que se puedan tomar en dos bloques: las dos primeras tal como se hacía hasta ahora y las dos segundas, a lo largo de seis meses cuando el padre quiera", ha reivindicado la coportavoz de PPIINA.

El modelo actual de permiso por paternidad permite, por ejemplo, que padre y madre decidan alternar sus permisos de manera que el recién nacido sea cuidado por al menos uno de sus progenitores durante las 20 semanas que suman ambos permisos, o bien que los disfruten de manera conjunta desde el nacimiento de la criatura. Asimismo, permite que el padre decida si quiere disfrutar del permiso a jornada completa durante el tiempo total (un mes) o bien disfrutarlo con jornada reducida durante el doble de tiempo.

Sin embargo, no está contemplado en la ley la posibilidad de que el padre decida dedicar una o dos semanas de su permiso a cuidar del neonato y del resto de sus hijos durante el post-parto y reserve el resto para cuando la madre ya no disponga de permisos.

De hecho, la coportavoz de PPIINA critica que la regulación tampoco contempla el hecho frecuente de que algunas madres decidan ampliar el tiempo que están con los recién nacidos utilizando las horas de lactancia acumuladas (que se deciden conjuntamente con la empresa, al margen de la Seguridad Social) a modo de extensión del permiso por maternidad.

Así, en aquellos casos en que el padre decide utilizar su permiso de paternidad cuando finaliza el permiso de maternidad, con frecuencia se produce igualmente un solapamiento de los dos progenitores en casa, en lugar de ampliarse el tiempo que el recién nacido está bajo el cuidado de sus padres.

"En cualquier caso el permiso de paternidad es simultaneo al de la madre porque cuando la madre termina el permiso de maternidad en la gran mayoría de los casos lo enlaza con la acumulación de horas de lactancia. Entonces, si fuera a partir de las 16 semanas, la madre también está en casa. Es decir, que se solapa sí o sí", ha subrayado Pazos.

PIDE IGUALAR LOS PERMISOS DE PATERNIDAD Y MATERNIDAD

Tejo ha recordado que la plataforma de la que es coportavoz aboga no solamente por flexibilizar las fechas de disfrute del permiso por paternidad (de forma que se pueda distribuir libremente durante los seis meses posteriores al nacimiento del hijo) sino que también reclama la equiparación del tiempo de los permisos de paternidad y maternidad y pide que ambos sean "intransferibles".

En este sentido, rechaza la propuesta de ampliación del permiso de paternidad que contempla Ciudadanos en su programa electoral (y que forma parte del pacto de Gobierno suscrito por Cs y el PP) debido a que contempla la posibilidad de transferir parte del permiso de paternidad a la madre, algo que, a juicio de PPIINA, redundaría en la desigualdad de sexos en el reparto de las responsabilidades del hogar.

En cambio, se muestra partidaria de la proposición de ley que presentó el grupo parlamentario de Unidos Podemos en la Cámara Baja el pasado mes de enero y que fue rechazado por la Mesa del Congreso con los votos de PP y Ciudadanos, que consideraban que la medida supondría un "terrible aumento presupuestario", según relata Pazos.

Para la coportavoz de PPIINA, el rechazo del proyecto de ley se basa en unos "cálculos estrafalarios" que, a su juicio, no responden al coste real de equiparar los permisos sino a los de equiparar los permisos y "universalizar la educación infantil", algo a lo que se instaba una disposición adicional del proyecto de ley y que, según denuncia, el Gobierno "ha utilizado" para desacreditar la propuesta de los permisos de paternidad y maternidad.

"Aumentar las semanas transferibles parece que no les causa problemas, pero equiparar realmente los permisos, que tendría un impacto fantástico hacia la igualdad, hacia la corresponsabilidad, hacia la posibilidad de que las mujeres se mantuvieran en el empleo y que las familias puedan atender más a sus criaturas, eso parece que sí lo rechazan. Es un poco incomprensible", ha criticado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies