Piden 25 años de prisión para los jóvenes acusados de quemar viva a una indigente en un cajero automático de Barcelona

 

Piden 25 años de prisión para los jóvenes acusados de quemar viva a una indigente en un cajero automático de Barcelona

Actualizado 11/03/2008 22:25:24 CET

BARCELONA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía pide 25 años de prisión por asesinato con alevosía y ensañamiento para dos de los tres jóvenes acusados de vejar y quemar viva a una indigente en un cajero automático del barrio barcelonés de Sant Gervasi a finales de 2005. El tercer imputado, que era menor de edad en el momento de los hechos, fue condenado a ocho años de internamiento en régimen cerrado.

El Ministerio Fiscal, que, como la acusación particular, pide la pena máxima de cárcel para Oriol P.S. y Ricard P.B., solicita que los procesados indemnicen a los herederos de la víctima, María Rosario E.P., con 98.000 euros. La Fiscalía también pide otros tres años de prisión por un delito de daños y una compensación de 26.717 euros por los desperfectos ocasionados en el cajero de La Caixa, según avanzó hoy el diario 'El Punt'.

La agresión se inició pasada la una de la madrugada del 16 de diciembre de 2005, cuando Ricard P.B. y Oriol P.S. entraron en el cajero de una oficina de 'La Caixa' del barrio para increpar a María Rosario E.P., que iba a pasar allí la noche. Según la grabación de la cámara de seguridad, los jóvenes lanzaron varios objetos contra la mujer; entre ellos, una naranja, una botella de plástico y un cono de señalización.

La víctima, no obstante, consiguió echarles y cerró la puerta de acceso al cajero. Fue sobre las 4.20 horas cuando el menor J.J.M.R., que entonces tenía 16 años, consiguió que la víctima retirara el cerrojo de la puerta y le facilitara la entrada, simulando que deseaba efectuar una operación y aprovechando que la mujer no le conocía.

A continuación, los tres jóvenes supuestamente entraron dos veces más en la entidad, portando J.J.M.R. en una de las ocasiones un tubo cilíndrico de color marrón con el que golpeó a la indigente. Ya sobre las cinco de la madrugada, los tres jóvenes se dirigieron de nuevo al cajero con un bidón de disolvente que habían cogido de las obras de restauración de la fachada que se estaban realizando en el inmueble.

Una vez allí, mientras Oriol P.S. sujetaba la puerta manteniendo una actitud vigilante, J.J.M.R. y Ricard P.B. presuntamente entraron en el interior, derramaron el disolvente --altamente inflamable y tóxico por inhalación-- sobre María Rosario E.P. y le prendieron fuego con un cigarrillo, produciéndose una potente deflagración que se extendió a las instalaciones del cajero.

La víctima murió poco después en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona tras una larga agonía producida por las graves lesiones padecidas. María Rosario E.P. sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en el 70% de su cuerpo y tenía la cara carbonizada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies