Piden la prohibición de petardos en Almendralejo (Badajoz) tras explotar uno de estos artilugios en la boca de un gato

Gato callejero
EUROPA PRESS
Publicado 02/01/2018 20:18:46CET

MÉRIDA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El colectivo Recal Refugio Canino de Almendralejo ha solicitado la "prohibición total" del lanzamiento y venta de petardos en dicha localidad pacense, después de que un gato haya tenido que ser sacrificado en la ciudad debido a que alguien le introdujo uno de esos artilugios en la boca.

Tras este suceso, ocurrido durante la pasada Nochevieja en Almendralejo, el colectivo ha iniciado una recogida de firmas en Change.org para criticar "los petardos sin control" que han provocado, ha señalado, "la tortura y muerte de un animal indefenso".

La reclamación que se solicita a través de la recogida de firmas será tanto al ayuntamiento de dicha localidad como a la Junta de Extremadura, según explica Recal Almendralejo en su cuenta de Facebook y recoge Europa Press.

Al respecto, el colectivo explica que la pasada Nochevieja de 2017, a las 23,50, justo antes de las Campanadas, "se torturó salvajemente" a un gato en la calle Federico García Lorca de Almendralejo.

"Le pusieron un petardo en la boca del animal y al hacerlo explotar, salió corriendo malherido y asustado y un coche aumentó aún más su sufrimiento atropellándole", señala Recal, que añade que las personas que presenciaron el suceso "cuentan que oyeron la explosión y vieron a tres individuos salir corriendo del lugar de los hechos".

Tras examen veterinario, "se certificó la explosión de un petardo en el interior de la boca, ya que toda la cavidad estaba destrozada por quemaduras y esto no pudo ser provocado por el impacto del coche", explica la asociación, que añade que el animal "hubo de ser eutanasiado".