El politólogo francés Sami Naïr: "A veces los líderes son el cementerio de la democracia"

Sami Naïr
CEDIDA
Publicado 21/09/2017 17:27:13CET

LA LAGUNA (TENERIFE), 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El politólogo francés de origen argelino Sami Naïr, ha criticado este jueves el papel de algunos líderes internacionales en Europa y ha reivindicado "proyectos colectivos y ciudadanos" para construir la sociedad.

"A veces los líderes son el cementerio de la democracia. Nuestro porvenir no debe asentarse en individualidades necesitamos proyectos colectivos, ciudadanos", ha señalado en una rueda de prensa con motivo de su estancia en la isla durante tres meses por invitación de la Universidad de La Laguna (ULL).

Naïr va a ofrecer varios seminarios a estudiantes y profesores sobre pobreza, movimientos migratorios, el futuro de Europa y el diálogo interreligioso, coincidiendo con el 225 aniversario de la institución y la próxima celebración de 'Campus América'.

El politólogo dijo sentirse "encantado" con su estancia en la isla y del programa de trabajo pactado con la Universidad de La Laguna a través de los vicerrectorados de Investigación, Internacionalización y Relaciones con la Sociedad.

Precisamente, su vocación europeísta y su claro perfil internacional atrajo la atención del rector y de su equipo de gobierno. "No desperdiciamos la ocasión que se presentaba de poder invitarlo y de contar con su presencia", declaró el rector, Antonio Martinón.

"Europa está en una profunda crisis, y no sabemos hacia dónde va, si va a chocarse contra un muro o si se dirige hacia una reconstrucción más profunda, más integrada y abierta al mundo", sostuvo el escritor al comienzo de su exposición ante los medios de comunicación.

TRES GRANDES PROBLEMAS

En la respuesta a este dilema están las elecciones del domingo en Alemania, pieza clave de Europa, un continente que debe resolver tres grandes problemas, añadió.

El primero de ellos tiene que ver con el porvenir de las relaciones con Gran Bretaña, país fundador de la Unión Europea y polo de equilibrio en el eje franco-alemán. "Estamos hablando de una enorme potencia, con una tradición mercantil mundial, que se va de la UE", aclaró.

Otro obstáculo está centrado en el hecho de que no hay acuerdo todavía acerca del futuro de las políticas sociales y económicas europeas, que demandan dejar la senda de la austeridad implantada por Alemania, ya que países como Francia o Italia están reclamando un nuevo camino.

El tercer inconveniente se focaliza en las relaciones de Europa con el mundo, en un momento en el que se ha producido una casi ruptura identitaria con Estados Unidos, y en medio de un contexto de incertidumbre ante las fronteras sur y este de Europa.

"La crisis de los refugiados ha demostrado que no existía una identidad europea común y de nuevo ha puesto en evidencia las discrepancias entre Francia y Alemania", apuntó.

La pobreza, otro tema elegido por la Universidad de La Laguna, ha cobrado una dimensión mundial, explicó.

"Si bien es verdad que el proceso globalizador ha producido un enriquecimiento global, al mismo tiempo se han creado bolsas de pobreza enormes, haciendo que la brecha entre unos y otros sea mayor", señaló. De hecho, hay países situados en una pobreza absoluta, y eso es un problema mundial que afecta a todos, agregó.

Con todo, dijo que Europa es la primera creación humana de unión de países que históricamente estaban divididos y eran enemigos acérrimos.

"Se trata pues de un proyecto cultural, en el que las universidades tienen un papel fundamental a la hora de construir objetos conceptuales comunes. Estamos ante un desafío cultural a la altura de la Ilustración en el siglo XVIII", destacó.

Reconociendo que hay grandes líderes europeos, no ha ocultado que "Europa va mal". "¿Queremos ser una economía de mercado o aspiramos a algo más?", se preguntó, incidiendo en si se va a "renunciar" a la tradición europea de integrar lo social en lo económico.

LA RADICALIZACIÓN EN EL ESTE, MOMENTÁNEO

También se refirió a la reciente radicalización de los países del este, que están experimentando una fuerte derechización en sus políticas, fruto de agresivos ajustes estructurales que excluyen a grupos sociales más numerosos y que provocan la aparición de movimientos ultra conservadores y antieuropeos.

"Se trata de fenómenos momentáneos; no tienen más salida que la puerta europea", subrayó.

El pensador agregó que tampoco existe una política de seguridad común, pero que, por el contrario, las políticas nacionales están funcionando de forma colaborativa en este ámbito y dando sus frutos. "Es el método de la cooperación el que hace que se llegue a la integración, y se construye desde abajo hacia arriba", indicó.

Si bien en Europa hay una gran tradición de diálogo interreligioso, no lo habido con el Islam, señaló, y pese a todo, "si vivimos en una sociedad libre y secularizada, la práctica religiosa debe circunscribirse al ámbito privado, en lo público no puede haber conflicto sobre esto".

Para el profesor, "la igualdad entre hombres y mujeres es innegociable, y eso debe quedar claro, por eso en el diálogo interreligioso hay que poner las cartas sobre la mesa y hablar claro".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies