Experto en genealogía asegura que "no tiene ningún sentido" usar numerales con el Papa Francisco

 

Experto en genealogía asegura que "no tiene ningún sentido" usar numerales con el Papa Francisco

Actualizado 14/03/2013 15:27:16 CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la asociación de diplomados en genealogía, heráldica y nobiliaria, José Luis Sampedro, ha asegurado que "no tiene ningún sentido" usar numerales al aludir al nuevo Papa Francisco.

Sampedro ha recordado, en declaraciones a Europa Press, cómo anteriores predecesores como Juan Pablo I no fue conocido con numeral hasta el nombramiento de Juan Pablo II, tal como demuestran documentos o la propia medalla conmemorativa de su muerte.

"No tiene sentido, el Papa Pedro, por ejemplo, ha sido conocido sin más", ha reiterado este experto, quien además ha apuntado que en el momento de su nombramiento en el balcón fue anunciado como Franciscus. En cualquier caso, ha afirmado que habrá que esperar a nuevos documentos oficiales del Vaticano para conocer su nombre definitivo.

En España se da el caso de que el rey Juan Carlos I sí suele ser designado con el número, a pesar de no tener predecesor ni antecesor, hecho que Sampedro atribuye a que "en este país, con todos los respetos, se hace todo mal". No obstante, también insiste en que hay otros casos similares fuera de las fronteras españolas, como el rey Alberto I de Bélgica o Francisco I de Francia.

Sampedro ha alertado también de que no existe una normativa fija a la hora de nombrar al Santo Padre, puesto que en ocasiones son los propios interesados los que cambian las reglas. En este sentido, ha puesto como ejemplo a los Papas que usaban el arcaizante Paulus en latín, hasta la llegada de Pablo VI.

Según el experto en genealogía, estos cambios también se producen en otros campos como la realeza, y tienen especial incidencia en occidente, donde se tiende a llevar a la propia lengua el nombre del aludido. Así, la reina Beatriz de Holanda dio instrucciones a todos sus embajadores de que apareciese siempre su nombre como Beatrix, algo que no se cumplió.

"En la genealogía no hay reglas fijas, éstas van cambiando y evolucionando. A veces es un lío y te vuelves loco, no sólo porque no haya unas reglas fijas, sino porque los interesados cambian su nombre", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies