Pontificado.- El jesuita secuestrado cuando Bergoglio eran el provincial de Jesuitas da la polémica por zanjada

Actualizado 15/03/2013 20:26:13 CET

BERLÍN, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El padre jesuita Franz Jalics --secuestrado junto a otro sacerdote en 1976 durante la última dictadura militar en Argentina cuando el cardenal Jorge Mario Bergoglio era provincial de la Compañía de Jesús en el país sudamericano-- ha dado por zanjada la polémica sobre la actitud que mantuvo en esa época el actual Papa al asegurar que ya se ha "reconciliado" con esos hechos y ha felicitado al nuevo pontífice por su nombramiento.

En una declaración publicada en la página web oficial de los jesuitas alemanes, Jalics, que reside desde hace años en Alemania, ha contado alguno de los detalles de los cinco meses en que estuvo secuestrado y ha afirmado que no puede hablar sobre el papel que tuvo en esa época Bergoglio. "No puedo comentar sobre el papel en estos procesos del padre Bergoglio", ha afirmado.

Sin embargo, sí ha aclarado que, tras su liberación, decidió irse de Argentina y, "años más tarde", tuvo la oportunidad de reunirse con Bergoglio, tras ser nombrado arzobispo de Buenos Aires, y habló con él sobre esos "acontecimientos". Tras ese diálogo, los dos sacerdotes oficiaron una misa juntos y se abrazaron "con solemnidad". "Estoy reconciliado con los acontecimientos", ha afirmado Jalics, que se despide en su declaración enviando "bendiciones" para el nuevo Papa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies