PP denuncia que el Gobierno vasco pretende hacer "una limpieza lingüística" para lograr "la erradicación del castellano"

Actualizado 22/01/2008 14:23:20 CET

Insta a que se garantice el derecho de los padres a elegir la lengua materna que prefieran como vehicular en un modelo trilingüe

VITORIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los parlamentarios del PP Iñaki Oyarzabal y Santiago Abascal denunciaron hoy que el Gobierno vasco está intentando desarrollar "una limpieza lingüística pura y dura", con el fin de "erradicar el castellano y los derechos concretos de los padres y los niños".

Por este motivo, instaron al Ejecutivo autonómico a que se garantice el derecho de los padres a elegir la lengua materna que prefieran como vehicular en un modelo trilingüe, y a que cualquier reforma del actual sistema educativo "pase por el respeto a la libre elección" por parte de los progenitores.

En una rueda de prensa en Vitoria, los representantes populares recordaron que su grupo ha presentado un recurso contencioso administrativo contra la aprobación del decreto sobre el Currículum vasco y la reforma de modelos lingüísticos "con la que nos amenaza el Ejecutivo autonómico".

Asimismo, indicaron que "existe una gran preocupación en muchos padres, que ven que el derecho a la escolarización de sus hijos en lengua materna empieza a desaparecer", bajo la "pretensión de una supuesta normalización lingüística, que no es tal", y que "supone una limpieza lingüística pura y dura en la que se busca la erradicación del castellano y de derechos concretos de los padres y los niños".

Tras mostrar su "confianza" en la reforma legal educativa anunciada por el presidente del PP, Mariano Rajoy, dijeron que también la tienen en el recurso que han presentado, así como en la "pelea" que han iniciado los padres.

"No queremos que siga existiendo libertad de elección como hasta ahora, que sólo era formalmente, sobre el papel, ya que al ir a matricular a los niños se advertía de que cierto modelo no se ofrecía", manifestó Abascal, y añadió que su grupo va a exigir "que tras la reforma de los modelos, siga existiendo formalmente la libertad de elección" y que "haya garantías efectivas para que ese derecho pueda ejercerse".

Asimismo, mostró su "preocupación" por la posición "radical, extremista y de atacar derechos del tripartito", pero también "el silencio del PSE, y dijo que aunque algunos puedan pensar que esta posición de los socialistas "viene bien al PP desde una perspectiva electoral", sinceramente les viene "muy mal".

"Nos gustaría tener al PSE, a su grupo parlamentario y al Gobierno de España junto a nosotros, en la defensa de los derechos de los ciudadanos y de los niños vascos a ser escolarizados en su lengua materna, y en ese aspecto nos sentimos mucho más solos de lo que nos gustaría", aseguró.

ACTITUD DEL PSE

En este sentido, agregó que frente a la posición "nítida" del Gobierno vasco está la posición "indefinida" del PSE, que "no satisface y sí preocupa al PP". "Ver al PSE quieto y parado, cuando de lo que se trata es de un debate sobre derechos, sinceramente nos inquieta", indicó.

Además, también criticó la respuesta del portavoz de los socialistas catalanes a la propuesta de Rajoy, que ha sido la de "llamar a los ciudadanos catalanes a parar el tsunami integrista del PP, por pretender que los niños españoles tengan derecho a ser escolarizados en lengua castellana".

Por todo ello, reiteró su "preocupación" sobre la actitud del Gobierno central, al que le instó a "ofrecer la garantías necesarias para que los niños se puedan escolarizar en su lengua materna".

Oyarzabal, por su parte, apostó por "desmontar la idea de que la inmersión lingüística es positiva en pedagogía", ya que numerosos estudios demuestran que "perjudica la actitud y aptitud de los alumnos" y que "el aprendizaje se fija mejor en lengua materna".

Asimismo, dijo que "es preciso volver a reclamar el derecho que tienen las familias a que sus hijos estudien en lengua materna", o que al menos ésta sea "una lengua vehicular de la enseñanza", ya que "eso va a permitir que se fije mejor el aprendizaje".

En relación con la reforma de los modelos, dijo que cualquiera que se lleve a cabo debe "pasar por el respeto al derecho a la libertad de elección de las familias", así como por "garantizar que los padres puedan decidir educar a sus hijos en cualquiera de las dos lenguas maternas", en un modelo trilingüe.

Por otra parte, anunció que su grupo va a presentar una proposición no de ley en el Parlamento vasco en la que se pide que el ciclo de 0 a 3 años "familiarice a los niños en las tres lenguas", y que el castellano "no esté desaparecido y borrado".

"Vamos a exigir que el castellano también esté presente en las escuelas infantiles y que el modelo educativo de estas escuelas garantice una presencia de la lengua materna", indicó, antes de reiterar que el modelo de inmersión que se aplica en la actualidad "va a perjudicar el futuro escolar de los alumnos", como reflejan algunos estudios.

Por último, insistió en la actitud del PSE, al que dijo que "con esto no se puede andar con bromas", y al que recordó que al votar los Presupuestos del Gobierno vasco "se convierte en cómplice de sus políticas educativas y de euskaldunización".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies