El Príncipe aboga por "fortalecer" las instituciones para dar soluciones a los ciudadanos

Los príncipes y los galardonados
EP
Actualizado 22/10/2010 22:06:41 CET

Apuesta por una economía "más competitiva" y "eficiente" que sea capaz de generar empleo

OVIEDO, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Príncipe de Asturias El Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón, se ha mostrado partidario de "fortalecer" las instituciones del país porque a través de ellas "se pueden y deben articular las soluciones que esperan los ciudadanos". El objetivo es generar "otra vez" la ilusión y la confianza en proyectos que "integren" y "cohesionen" cada día más a los españoles.

Don Felipe ha hecho estas consideraciones en su discurso en la solemne ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias, en el Teatro Campoamor de Oviedo.

"Pero también debemos buscar la moderación donde haya habido excesos; ética donde haya habido abusos. Y actuar así con realismo, coraje y rigor a partir de la integridad, el esfuerzo y la cultura del trabajo bien hecho", ha manifestado.

Para el Príncipe de Asturias los tiempos de crisis obligan a "redefinir" proyectos y modos de vida. "Demos un mayor vigor e impulso a nuestra vida pública", ha pedido, a la vez que ha insistido en la importancia de "renovar comportamientos y cambiar actitudes".

Don Felipe ha explicado que España se ha demostrado a sí misma en muchas ocasiones a lo largo de la Historia que sabe superar los momentos "más críticos". El momento actual exige que se vuelva a hacer, afrontando las causas y las consecuencias de un proceso que está afectando gravemente a su economía y bienestar. España ha de hacerlo, además, confiando en su "talento" y en su "fortaleza".

Ese es el camino, según el Príncipe de Asturias, para construir una economía "más competitiva" y "eficiente" que no rehúya el riesgo de "emprender" e "innovar", que sea ágil para adaptarse a los cambios y "que sea capaz de generar empleo". Ha apostado por una sociedad "solidaria" e "inclusiva", en la que "tantas personas sin trabajo sepan que su situación es tan sólo transitoria, nunca una desesperanza sin final".

Don Felipe ha apelado a generaciones pasadas "porque esas generaciones nos enseñaron a los más jóvenes cómo lograron hacerlo". "Estoy convencido de que nosotros, que creemos en la gran realidad d España, podemos volver a conseguirlo. No tengáis ninguna duda. Yo no la tengo", ha sentenciado.

El Príncipe de Asturias ha dedicado buena parte de su discurso a elogiar, uno a uno, a los distintos premiados en esta trigésimo edición de los Premios Príncipe de Asturias: Richard Serra (Artes), Selección española de fútbol (Deporte), Manos Unidas (Concordia), Amin Maalouf (Letras), David Julius, Baruch Minke y Linda Watkins (Investigación Científica y Técnica), Equipo arqueológico de los Guerreros Xi'an (Ciencias Sociales), Alain Touraine y Zygmunt Bauman (Comunicación y Humanidades) y The Transplantation Society y la Organización Nacional de Trasplantes (Cooperación Internacional).

Pero además, Don Felipe ha querido elogiar a la Fundación que lleva su nombre, señalando que desde el primer momento se ha defendido la "generosidad", la "concordia" y la "tolerancia". Y también se ha referido al "relevo importante" en la Fundación que se ha producido, con la nueva directora, Teresa Sanjurjo, que ha sucedido en el cargo a Graciano García.

Sobre Teresa Sanjurjo ha dicho que en poco tiempo ha demostrado ya su "identificación plena" con los valores de la Fundación. "Su rigor, profesionalidad y eficacia, merecen toda nuestra confianza para una labor tan importante en nuestra querida Fundación", ha manifestado.

En cuanto a Graciano García ha señalado que ha desempeñado la función de director con "extraordinaria entrega, pasión y acierto, desde aquellos primeros pasos audaces, cargados de ilusión y convicción, hasta nuestra actual madurez y prestigio".